Una cámara GoPro en la hierba

ARTÍCULO EDITADO 03/06/2015 Buenos días. Como bien han comentado tres de nuestros usuarios, los cálculos que hicimos en su día de la velocidad de caída de la GoPro fueron un desastre. Hicimos el cálculo despreciando el rozamiento del aire como un movimiento rectilíneo uniformemente acelerado pero la conversión de unidades se quedó por el camino.

Nos hemos puesto en contacto con el Doctor Antonio Pérez Garrido del Departamento de Física Aplicada de la UPCT (Universidad Politécnica de Cartagena) que ha tenido la amabilidad de explicarnos nuestro error y el método que habría que seguir para hacer un cálculo aproximado.

Efectivamente, si usamos sólo las ecuaciones de movimiento acelerado estamos despreciando la fricción del aire, que es importante. Esta fricción hace que los objetos en caída libre no sobrepasen lo que se conoce como velocidad terminal (o velocidad límite). Esta velocidad depende, entre otras cosas, de la geometría y peso del objeto. Cuanto más pesado y aerodinámico es el objeto mayor será su velocidad terminal. Para el cálculo de esta velocidad necesitamos un parámetro, el coeficiente aerodinámico, que se suele determinar empíricamente y que en el caso de la cámara es desconocido. Asumiendo un coeficiente aerodinámico similar al de una esfera y con los datos de la cámara (66 gramos y 10x10x25 cm) estimo que la velocidad máxima estaría alrededor de 55 km/h. Si la cámara fuera cinco veces más aerodinámica que una simple esfera, podría alcanzar los 120 km/h.

Un vídeo de YouTube ha conseguido sorprender a casi un millón de usuarios de la plataforma esta semana. El usuario Kristoffer Örstadius explica cómo su padre encontró una cámara GoPro en el campo de Kristianstad y que, increíblemente, la tarjeta de memoria SD seguía intacta.

Resulta sorprendente por el hecho de que las imágenes que contiene dicha cámara muestran el salto en paracaídas de un grupo de jóvenes y, tras desengancharse la cámara del casco, una caída libre de unos 3.000 metros de altura. Tras un golpe de tales dimensiones y pasar un tiempo indefinido a la intemperie, al parecer más de tres años, la tarjeta de memoria ha conseguido sobrevivir dentro de la cámara de fotos de alta definición dedicada a los deportes extremos.

Una GoPro en caída libre

Esto es lo último que grabó. Eres el paracaidista, ¿no? Por favor, házmelo saber para que podamos enviarte la cámara y la tarjeta de memoria.

En 24 horas este vídeo se hizo tan viral que Kristoffer Örstadius no tuvo ningún problema en encontrar al paracaidista para poder devolverle su material.

La semana pasada una noticia afirmaba que había imágenes en vídeo de la catástrofe de Germanwings. Aunque el fiscal que lleva el caso lo desmintió, este vídeo de GoPro muestra que al menos físicamente, una tarjeta de memoria podría resistir a un accidente de esa envergadura. Eso sí, con una tarjeta SD, que no SIM, como se dijo en los medios españoles.

Lee también: Tarjeta SIM vs tarjeta SD: Barrio Sésamo para prensa española

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?