Apple lucha contra la Ley de Murphy con su nueva patente

De la misma manera que las tostadas siempre caen al suelo del lado de la mantequilla, los teléfonos siempre lo hacen con su pantalla mirando hacia abajo. ¿Por qué? Simplemente porque los displays suelen ser los elementos más frágiles de cualquier smartphone y por lo tanto, el suceso responde a Ley de Murphy: si algo puede salir mal, saldrá mal.

Eso será así por lo menos hasta que Apple pueda implementar físicamente su última patente que describe un sistema mediante el cual los futuros iPhone podrán detectar si se encuentran en caída libre y girar sobre sí mismos para caer en la posición que resulte menos dañina para el teléfono.

Aunque parezca una teoría alocada sacada de una película de ciencia ficción, la mayoría de los modelos de iPhone lanzados hasta el momento ya incorporan la tecnología necesaria para poder poner en práctica este sistema, no así los últimos iPhone 6 y iPhone 6 Plus, que debidos a su extrema delgadez han prescindido de algunos de estos elementos.

Cómo funciona la patente de Apple

Por lo visto el sistema diseñado por Apple haría uso de los sensores del iPhone, su acelerómetro, giroscopio y GPS para detectar si el dispositivo se encuentra en caída libre y calcular otros parámetros como la velocidad angular y el tiempo hasta el impacto.

Con esos datos, el teléfono podría activar el motor de vibración del móvil para variar su momento angular y desplazar el centro de gravedad del aparato, pudiendo hacerlo girar sobre sí mismo en el aire y logrando que caiga sobre la superficie que menos daños sufriría al recibir un impacto.

Y por supuesto, todo ello en una fracción de segundo. De nada serviría realizar estos cálculos tan complejos si nuestra pantalla ya está hecha añicos antes de poder hacer algo práctico con ellos.

Podremos lanzar por los aires la próxima generación de iPhone sin temor

Todavía se desconoce cuándo se podría realizar la primera implementación real del sistema, aunque se sospecha que ya podría estar disponible para la siguiente generación de teléfonos inteligentes de la marca de la manzana.

Lo que sí parece claro es que, aunque Apple haya decidido patentar este sistema con toda la buena fe del mundo, una vez llevado a sus teléfonos, veremos a multitud de iluminados poniendo a prueba el nuevo sistema de Apple con toda clase de ideas disparatadas. Sin duda, habrá vía libre para que aplicaciones tipo Hangtime! se vuelvan más populares.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?