Apple responde al Bendgate mostrando los tests realizados a los iPhone

Después de que múltiples vídeos y fotos sacudieran Internet y las redes sociales, mostrando como los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus presentaban cierta flexibilidad que no debieran tener, ayer Apple decidió abrir su laboratorio de testeo a la prensa para que pudieran comprobar con sus propios ojos todas las pruebas a los que se someten los terminales diseñados por los de Cupertino.

Con una medida que ya adoptó cuando surgieron problemas con la antena del iPhone 4, Apple ha querido rebajar un poco toda la mala prensa que está recibiendo la marca de la manzana tras este episodio que ya se conoce como el Bendgate. Durante la visita a la cámara de tortura particular de los nuevos iPhone, Apple insistió en que sus estándares de calidad son rigurosísimos y que los problemas que han tenido algunos usuarios son muy poco habituales, reiterando que sólo 9 usuarios se han quejado de que sus nuevos teléfonos se hayan doblado.

iPhone 6 y iPhone 6 Plus: los productos más testeados en la historia de Apple

Según Dan Riccio, vicepresidente ejecutivo de Apple y jefe de ingeniería de hardware, los nuevos iPhone 6 son los productos más testeados en la historia de la marca, ya que cada modelo se ha puesto a prueba unas 15.000 veces antes de ponerse a la venta. Estas pruebas incluyen un sit test, una prueba que simula el comportamiento del teléfono cuando un usuario se sienta con el terminal en su bolsillo. Esta prueba en particular tiene en cuenta tres posibles casos: cuando el usuario se sienta sobre una superficie blanda, cuando se sienta directamente sobre el iPhone o lo que se conoce como el “peor escenario posible”, cuando el iPhone se encuentra en el bosillo trasero de unos vaqueros ajustados y el usuario se sienta sobre una superficie dura y angulada. Además, se realizan varias pruebas de torsión y se somete las pantallas a presiones superiores a los 25 kilos, aparte de muchas otros tests. Pero eso no es todo, durante la visita al laboratorio de Apple, se aseguró que la marca de la manzana tiene un laboratorio de testeo a mucho mayor escala en China, donde las pruebas son inclusivo más exhaustivas.

Una gran campaña de lavado de imagen que seguro que dejará a los poseedores de un nuevo iPhone 6 mucho más tranquilos, sabiendo de las pruebas a las que se han sometido sus teléfonos antes de llegar a sus bolsillos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?