Ranking de apps gratuitas de la App Store

¿Tienes alguna aplicación hundida y olvidada en los últimos puestos del ranking de aplicaciones? No pasa nada. Tan solo tienes que tener los contactos adecuados en China para poder contratar a algunas de las personas que se ganan la vida manipulando las clasificaciones de las tiendas de aplicaciones.

Así se desprende de una imagen que está corriendo como la pólvora por las redes desde hace algunas horas. En ella se ve como una joven china, postrada frente a un tablero con casi un centenar de iPhones, se dedica a valorar de manera mecánica aplicaciones de la App Store para que éstas puedan escalar rápidamente en los rankings. Frente a este primer tablero se vislumbra un segundo tablero, por lo que entendemos que la manipulación de los ratings de aplicaciones debe ser un negocio bastante lucrativo en el país asiático.

Simon Pang ha sido el primer en levantar el revuelo en Twitter, afirmando que así es cómo funcionan las valoraciones de la App Store, aunque este método poco lícito podría ser igualmente aplicable a otras tiendas de aplicaciones como la Google Play Store.

Una ecuación sencilla: mejores valoraciones, más ingresos

La chica fotografiada estaría valorando la misma aplicación en decenas de iPhones a la vez. Valoraciones positivas, suponemos, que harían que la aplicación en cuestión ascendiera de manera vertiginosa en el ranking de la App Store, obteniendo mayor visibilidad entre los usuarios.

Y ya sabemos cómo funciona el resto. A mayor visibilidad, mayores posibilidades de que la aplicación sea descargada por más usuarios. A más descargas, mayores ingresos por publicidad y compras integradas, que como ya os hemos contado en alguna ocasión, pueden alcanzar precios superiores a los 100 euros. Todo un negocio.

Lo que antes era un trabajo de bots, ahora es un trabajo de chinos

Parece ser que este fenómeno se ha convertido en un empleo a jornada completa para muchas personas en China. A los miembros de este gremio, por llamarlo de alguna manera, se les conoce como brushers, posiblemente porque su trabajo consiste en hacer un barrido por casi un centenar de dispositivos, valorando la misma aplicación.

Lo que resulta aún más sorprendente es que esta tarea no se realice de manera automatizada mediante bots, lo que le resultaría más barato al “emprendedor” que se dedique a estos negocios un tanto turbios. El principal problema reside en los complejos algoritmos diseñados por Apple para acabar con las valoraciones realizadas por redes de bots, que se detectaron hace algún tiempo cuando ciertas aplicaciones empezaron a ocupar posiciones de privilegio sin saber exactamente cómo.

Por lo tanto, no queda más remedio que recurrir a la mano de obra humana, aunque nos imaginamos que las condiciones laborales de humanas deben tener bastante poco.

Fuente | Softpedia

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?