Better Re conectado a un portátil

Cuando cambiamos nuestro teléfono por nuevos modelos más modernos y potentes solemos dejar los viejos abandonados y desaprovechamos muchas de las prestaciones que todavía podrían ofrecer. Una de ellas es la de la batería, que aunque ya no dura como cuando era nuevo, todavía podemos sacar un buen rendimiento de su capacidad.

Enlighten es una empresa que ha lanzado una idea para reutilizar las baterías extraíbles de aquellos teléfonos que desechamos, convirtiéndolas en cargadores externos que pueden sernos muy útiles con nuestros nuevos teléfonos o tablets. Su nombre es Better Re.

Convertir la vieja batería en un cargador externo

La idea es muy simple: convertir la batería del viejo teléfono en un cargador externo creando una carcasa donde introducirla y con la posibilidad de unir varias de ellas para conseguir mayor capacidad de carga conectándose entre ellas mediante imanes.

Además, la carcasa se adapta a distintos tamaños de batería, incluyendo entre ellas el modelo más grande que actualmente existe en el mercado: 58,5 x 97,8 x 6,5 mm.

¿Qué capacidad de carga puede tener tu batería reciclada?

Pues evidentemente dependerá de la capacidad de la misma y del uso que le hayas dado al teléfono antes de jubilarlo. Es una obviedad, puesto que no es lo mismo una batería de 3200 mAh que una de 1800 mAh. Tampoco es lo mismo si le has dado un uso intensivo a tu teléfono (llamando, navegando en Internet, usando el navegador GPS en el coche, etc.) o te has limitado a whatsappear y poco más. La cuestión es que todavía aproveches lo que le quede de vida.

La compañía sostiene que Better Re puede cargar con una salida de 5V y 2A los siguientes modelos en este tiempo estimado:

Modelo y capacidad de la batería Tiempo aproximado de carga
iPhone 6 (1810 mAh) 55 minutos
iPad Air 2 (7340 mAh) 220 minutos
Samsung Galaxy S6 (2550 mAh) 76 minutos
Samsung Galaxy Note 4 (3220 mAh) 96 minutos

También te puede interesar: Informática solidaria impulsada por Linux Mint y un voluntario de 84 años

Baterías que aún pueden dar el 80% de sí mismas

Según Enlighten la vida media de un teléfono móvil en el momento en el que lo jubilamos es de 1,3 años. Entonces calcula que su batería puede dar de sí todavía el 80% de su capacidad original. Aunque claro, estos son los cálculos de la propia empresa y estamos seguros que todos y cada uno de nosotros hemos tenido alguna vez motivos para tratar de refutar este argumento.

No obstante, se trata de una buena manera de exprimir al máximo baterías que todavía pueden ser aprovechables antes de convertirlas en basura tecnológica. Nos pueden sacar de un aprieto alguna vez si nos quedamos sin batería y no estamos cerca de ninguna fuente de alimentación

5 ideas fundamentales que se han tenido en cuenta

En la actualidad este proyecto se encuentra en la fase de captación de fondos en Kickstarter, donde se detallan bastantes pormenores, entre los cuales se destacan 5 conceptos clave que se han tenido en cuenta a la hora de desarrollarlo:

  • Universal: funciona con cualquier modelo y tamaño de batería.
  • Sostenible: puede ser utilizado mucho tiempo reemplazando las baterías.
  • Expandible: se pueden utilizar packs de expansión para aprovechar más baterías y lograr más capacidad.
  • Diseño: se ha tratado de hacer un diseño atractivo.
  • Ecológico: se han usado materiales de bajo impacto ambiental.

En definitiva, un proyecto muy interesante que puede alargar hasta el final la vida útil de las baterías de buestros viejos móviles. No es cosa baladí, sabiendo el alto impacto ecológico que tiene tanto su fabricación como su desecho.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?