China bloquea Instagram para evitar la difusión de las revueltas

Un gran número de testigos asegura que China ha bloqueado Instagram para censurar las manifestaciones en Hong Kong. Muchos de los habitantes de la ciudad han bajado a la calle para defender su sistema político y reclamar más democracia. Varias fotografías de la policía lanzando botes de gas a los asistentes podría haber desencadenado el bloqueo de la red social de imágenes.

Internet, un arma de difusión de información

Desde el año 1997, la ciudad de Hong Kong se beneficia de un estatus diferenciado herencia de la colonia británica. A diferencia del resto del país, el sistema político es mucho más democrático y las libertades fundamentales se respetan más. Hasta ahora, Pekin se resignaba a aceptar el principio “un país, dos sistemas”, pero para las elecciones de 2017 las cosas podrían cambiar. El poder central pretende asumir el control de la ciudad limitando el sufragio universal.

Desde hace dos días, Hong Kong se mueve por el “Occupy Central with Love and Peace”, un movimiento que pretende ocupar pacíficamente el distrito financiero de la ciudad para demostrar a Pekín que los habitantes de Hong Kong siguen muy atados a la organización actual del sistema político y que pretenden defenderse.

En las redes sociales, muchos usuarios comparten fotos mostrando el desarrollo de los acontecimientos en la ciudad para dar visibilidad al movimiento y los hashtags de Twitter #OccupyCentral o #HongKong llevan horas entre los más utilizados. Pero desde China se está intentando censurar la difusión de la protesta desde que las autoridades empezaran a intentar disolver las manifestaciones mediante botes de humo.

La censura de China continúa

Muchos testigos han publicado en las redes sociales que efectivamente, las autoridades chinas han ordenado el bloqueo de la red social de imágenes Instagram. La web Blocked In China indica que desde Pekín no se puede acceder a los servidores, al igual que en Shenzhen y en varias provincias desde ayer, 28 de septiembre.

China ya tiene tradición en cuanto a la censura de Internet, considerado una amenaza para el futuro de su régimen político si Hong Kong sigue disfrutando de un estatus diferenciado. El poder pretende controlar una red filtrada y aséptica que evite que el resto de chinos aspiren a los mismos derechos de los que se benefician los habitantes de esta gigantesca ciudad.

Imagen de Natasia Causse editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?