Antes y después de la foto Robert Cornelius transformada en pintura

25 años con Photoshop son muchos años y algunos usuarios del programa de retoque fotográfico más conocido entre los profesionales del sector han conseguido convertirse en artistas del pincel digital creando unas imágenes tan bien retocadas que se puede dudar de si son o no originales.

Del arte de la fotografía a la pintura con Photoshop

El fotógrafo Robert Cornelius, acostumbrado a compartir con su público tanto su trabajo como el proceso que sigue para alcanzar el resultado de su obra mediante vídeos de YouTube, nos explica y muestra una técnica sorprendente para conseguir retocar una foto con Photoshop y transformarla en una pintura con un acabado muy realista.

Para ello, utiliza una foto de su sesión con Mackenzie Johnson, una cantante que, al igual que él, consiguió hacerse eco en Internet gracias a la plataforma de vídeos de Google.

Horas de trabajo en 12 hipnóticos minutos de vídeo

El artista define la tarea como absorbente y, aunque evidentemente el vídeo demuestra que no es sencilla, explica paso a paso cómo conseguir el mismo resultado. Podemos observar como empieza por deshacerse de pequeños detalles como pelos fuera de su sitio, arrugas de la ropa, partículas de polvo o fibras de la ropa de su modelo. A continuación, pasa un pincel áspero por cada píxel de la imagen para conseguir suavizar, difuminar los colores y recrear una pincelada real sobre la imagen. Sigue extendiendo las pinceladas, añade una capa para el fondo y repite la operación para adaptar el aspecto del mismo al de la modelo. Añade tonos más llamativos a los centros de atención de la pintura como la pajarita o los labios, brillo a la cara y modifica el contraste.

A partir de este momento, observamos como el artista da rienda suelta a su creatividad y se vuelve loco fusionando capas para acentuar las líneas de las pinceladas, añadiendo diferentes texturas de papel y de lona y jugando con la opacidad para, según sus propias palabras, fusionarlo todo y darle un aspecto de pintura más creíble.

El vídeo, igual de absorbente, como define el artista su tarea, como hipnótico, muestra en 12 minutos un trabajo minucioso de varias horas que más de uno querríamos ser capaces de realizar.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?