Conducir y escribir con Google Glass es tan peligroso como con móvil

Cualquiera de nosotros podríamos pensar que escribir en el smartphone en WhatsApp, LINE o cualquier otra app de mensajería mientras conducimos es más peligroso que hacerlo con unas Google Glass. Tal vez porque pensemos que al llevarlas en los ojos podemos compaginar ambas actividades. Pues la University of Central Florida ha desarrollado un estudio que lo desmiente.

Nos distraemos igual que si escribimos con el móvil

En el estudio se han utilizado a cuarenta individuos en un simulador de conducción y, mientras lo manejaban, debían explicar un problema matemático utilizando el sistema de transcripción de voz de Google Glass. Los investigadores del estudio se percataron que éstos frenaban bruscamente al darse cuenta que tenían un coche parado delante de repente. Según el estudio, el conductor está igual de distraído con las gafas que con el teléfono.

Más precavidos manejando el móvil

Sin embargo, lo que les diferencia respecto a los que escribían mensajes con un smartphone es que estos últimos dejan mayor separación entre vehículos a la vez que escriben. Es decir, son más precavidos que alguien que utiliza las gafas que no concibe de igual manera el peligro que encierra compaginar escribir mensajes y conducir, sobre todo cuando se trata de algo complejo como un problema matemático.

Las conclusiones de estudios como éste nos dicen que, por ahora, no parece que con Google Class sea más sencillo compaginar tareas cotidianas que con un teléfono. Quizá no tardemos en ver carriles de circulación específicos para usuarios de estas gafas.

Imagen de Royal Opera House Covent Garden editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?