Un coche autónomo de Google

A Uber parece perseguirle la mala suerte. Que si denuncias por aquí, problemas legales por ahí, órdenes judiciales más allá... Y ahora de repente le va a salir un nuevo competidor en esto del transporte urbano de personas. Y no un rival cualquiera, sino el peor rival que cualquier empresa podría tener: el todopoderoso Google.

Así lo anuncia Bloomberg Business en exclusiva. El que sigue siendo uno de los inversores más importantes en la empresa de Travis Kalanick (casi 260 millones de dólares invertidos) ahora se ha propuesto hacer sus propios pinitos en el sector de la compartición de vehículos y se empieza a rumorear que ya estaría desarrollando su aplicación para este cometido, pero llevado al extremo de utilizar coches sin conductor.

Ya conocíamos desde hace tiempo los planes de Google para implementar coches de estas características. Los vehículos en cuestión ya estarían siendo desarrollados dentro del marco de Google X, el mismo proyecto responsable de las fallidas Google Glass. Así que si este laboratorio sigue con su estela de fracasos, Uber tampoco tendrá que preocuparse mucho por la competición que le llega desde Google.

Uber tampoco se queda atrás y anuncia sus propios coches autónomos

La noticia llega horas después de que Uber anunciara que también está trabajando en el desarrollo de sus propios coches autónomos tras abrir un centro de investigación en Pittsburgh donde colaborará con el Carnegie Mellon University, el mismo centro responsable del Mars Rover, para trabajar en el campo de la tecnología de vehículos autónomos y seguridad. Jeff Holden, Jefe de Productos de Uber se ha mostrado muy satisfecho con el acuerdo:

Estamos emocionados por formar parte de la comunidad de Pittsburgh y colaborar con los expertos del CMU, cuyo conocimiento y experiencia en el campo de la robótica no tienen igual. Como líderes globales en transporte urbano, tenemos la oportunidad única de invertir en tecnologías de vanguardia para facilitar el transporte seguro y eficiente de personas y objetos a gran escala. Esta colaboración y la creación del Centro de Tecnología Avanzada de Uber suponen una importante inversión para el futuro de Uber.

Google prefiere no comentar sobre el rumor

Hasta ahora ninguna de las dos compañías ha emitido comunicado oficial respecto a las intenciones de Google. Eso sí, desde la cuenta oficial de la compañía de Mountain View en Twitter no han tardado en responder de manera enigmática a la información facilitada por Bloomberg Business, alabando la funcionalidad de servicios como Uber y Lyft y asegurando que ellos mismos los utilizan a diario.

Ahora habrá que ver si, de salir adelante el proyecto con el lanzamiento de un servicio de transporte desarrollado por Google, las autoridades de los diferentes países le ponen las mismas trabas que le han puesto a Uber. Ya hemos visto que a Google no le tiembla el pulso a la hora de tomar medidas cuando se siente incomodado por diferentes leyes nacionales. Y siempre suele salir ganando.

Steve Jurvetson editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?