Pequeño incendio en fondo negro

En un futuro no muy lejano, nuestras casas podrían protegerse de los incendios automáticamente sin necesidad de quedar destrozadas tras cientos de litros de agua o el uso de productos químicos.

Dos estudiantes de ingeniería de la Universidad George Mason, Seth Robertson y Viet Tran, han creado un prototipo de extintor con una fuente de alimentación ATX y un subwoofer capaz de apagar fuegos mediante el uso de ondas sonoras, tan fácil de usar como uno clásico, pero con una gran ventaja: no genera residuos químicos.

Este prototipo se centra en "suprimir la llama acústicamente" mediante el envío de frecuencias bajas que aceleran la velocidad del aire para alterar lo suficiente la combustión como para hacer desaparecer la llama.

Una ambición que no se apaga

Aunque por el momento este método es capaz de apagar un pequeño foco antes de que éste se extienda, muy útil para la encimera de la cocina o una estufa por ejemplo, no es eficaz contra grandes llamaradas. Aun así, Seth Robertson y Viet Tran quieren convertir su prototipo en un producto comercial para poder crecer y combatir incendios mayores. Viet Tran, por ejemplo, imagina ejércitos de drones extintores de ondas de sonido capaces de apagar incendios de grandes llamaradas, forestales o urbanos.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?