Dos conductores de Uber ya han sido denunciados por violación

Si hace unos pocos días conocíamos el caso de un conductor de Uber acusado de violar a una pasajera en la ciudad india de Nueva Delhi, ayer supimos de un caso similar en Bostón, EE.UU., donde un hombre de 46 años fue detenido por secuestrar, agredir y abusar sexualmente de una mujer a la que transportaba durante un servicio solicitado a través de Uber.

Estos dos hechos por fin han provocado que la compañía de transporte tome cartas en el asunto, aunque sea de cara a la galería, prometiendo que cuidará más su política de admisión de socios para garantizar la seguridad de sus pasajeros.

Suena inverosímil que una empresa capaz de espiar a periodistas no tenga los medios suficientes para comprobar de manera fehaciente los antecedentes de sus conductores, pero de momento con estas dos situaciones parecen indicar que no se han hecho demasiado bien las cosas a la hora incorporar conductores al servicio.

En una nota en el blog oficial de Uber, Phillip Cardenas, Jefe de Seguridad Global de la empresa, asegura que Uber está comprometido con el desarrollo de nuevas herramientas de seguridad para mejorar el servicio:

El equipo de seguridad de Uber ha comenzado una revisión global para valorar qué áreas requieren de mayor inversión. De cara al 2015, construiremos nuevos programas de seguridad y reforzaremos otros ya existentes.

Las hoja de ruta de Uber hacia un servicio de transporte más seguro

Por lo visto, y siempre según Phillip Cardenas, esas medidas de seguridad prometidas por Uber abarcarían principalmente cuatro sectores:

1.- Tecnología

Mejoras tecnológicas que incluirían herramientas de verificación de voz y controles biométricos de los conductores, además de proporcionar a los pasajeros un canal de comunicación permanente con la empresa para poder alertar a Uber sobre cualquier suceso en tiempo real.

2.- Comprobación de antedentes

Según Uber, fuera de los Estados Unidos, le es bastante complicado poder comprobar los antecedentes de todos sus conductores, pero promete usar análisis científicos y tecnológicos para llevar a cabo un control más íntegro que incluiría exámenes poligráficos.

3.- Apoyo al usuario

Un sistema de feedback que debe traer mayor transparencia al sistema de transporte. Uber ha anunciado la contratación de Tim Collins, ex-Amazon, para liderar el Área de Atención al Cliente y también ha prometido la implementación de diversos Equipos de Respuesta a Incidentes de Seguridad alrededor del mundo.

4.- Formación y consultoría

Uber asegura que buscará el consejo y el conocimiento de los mayores expertos del mundo en seguridad vial, resolución de conflictos y seguridad de la mujer, para implementar todo su knowhow a todas las operaciones de la compañía.

Aunque quizás aquello de “más vale tarde que nunca” no pueda servir de consuelo para las víctimas de abusos perpetrados por conductores aprovechando la laxitud de los controles de seguridad de Uber, por lo menos ya sabemos que la compañía de San Francisco está buscando cómo solucionar un problema que nunca debiera de haberse producido.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?