El invento de Google acabaría con el mal olor del sudor

Si pensabas que ya lo habías visto todo en el mundo de la tecnología wearable, esos cacharros que en el futuro todos llevaremos encima y que, en teoría, nos facilitarán la vida de sobremanera, alcanzando el mismo éxito abrumador que las Google Glass, estabas muy equivocado. Respira hondo y toma asiento porque Google estaría trabajando en un dispositivo que podría acabar llevando a la quiebra al mismísimo Axe.

El artilugio en cuestión detectaría si estás realizando algún tipo de ejercio físico que te hace sudar y, en tal caso, emitiría una fragancia o neutralizador de olores a través de un pequeño dispensador con la idea de acabar con el hedor corporal como consecuencia de esa actividad deportiva. Vamos, su funcionamiento sería exactamente idéntico al ambientador automático que tenemos en la estantería de casa, pero en versión wearable.

Cuando un usuario, que lleva el dispositivo emisor de fragancia, empiece a realizar algún esfuerzo, un módulo de actividad detectará ese esfuerzo físico, mediante un aumento en el nivel de sudoración, un incremento de la temperatura corporal o cualquier otro parámetro indicador de esfuerzo físico.

Todavía desconocemos si la compañía de Mountain View empezaría a producir su propio 'Eau de Google' para neutralizar nuestro olor a sobaquillo o si intentará alcanzar acuerdos con diferentes fabricantes de ambientadores, perfumes, colonias o desodorantes para que suministren sus fragancias al gigante tecnológic. Pero es de suponer que el dispositivo en cuestión funcionaría con recambios y alguien querrá hacerse de oro suministrándolos.

Éste sería el aspecto del wearable eliminador de olores de GoogleÉste sería el aspecto del wearable eliminador de olores de Google

Juega al escondite con tus amigos mientras persista el olor

La segunda característica más destacable de este wearable, que se podría llevar en la cintura o incluso el cuello de la camisa, es que se integraría con nuestras redes sociales, y mediante el GPS nos alertaría de la cercanía de cualquier amigo.

De esta manera, podríamos evitar el contacto con cualquier conocido mientras nuestro mal olor corporal persista y, además, nos ofrecería una ruta alternativa hasta nuestro destino para no tener que enfrentarnos a ninguna situación demasiado incómoda o embarazosa. Nada de cruzarse con nuestro amor platónico con ese hedor encima.

Todas estas especulaciones acerca del futuro wearable de Google nacen de una patente aprobada esta misma semana por la Oficina de Patentes de Estados Unidos. En muchos casos suele ocurrir que estas licencias no se convierten en realidad, pero el hecho de que a la compañía de Mountain View se le haya ocurrido patentar semejante locura resulta curioso, cuanto menos. En caso de materializarse, ¿se trataría del wearable más disparatado lanzado hasta el momento?

Fuente | Quartz

Dominik Golenia editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?