Una de las opciones de edición de Snapseed

Hubo un tiempo en el que la edición de fotografías en Android tenía un solo nombre: Snapseed. Este editor ofrecía grandes opciones de modificación, potentes, sencillas y rápidas de aplicar, sin complicaciones de ninguna clase. Cuasi cualquier podía hacer uso de él sin tener que tener conocimientos previos.

El éxito del editor cada vez era mayor y llegó a ser tan importante que la propia Google terminó comprándolo. La primavera pasada, tras un periodo de parón, volvió a destacar por encima de todos y en las últimas horas ha dado su último golpe: la inclusión de soporte para archivos RAW.

Opciones de edición de SnapseedOpciones de edición de Snapseed

Hasta ahora la edición de este tipo de formato de imágenes en bruto quedaba relegada al software de escritorio y tradicionalmente, por motivos obvios, a los programas más dedicados a los profesionales. Pero los tiempos cambian y con las cámaras réflex más democratizadas y la entrada de los smartphones en el soporte de esta clase de archivos, desde que hace un lustro Android comenzase a soportarlo, Snapseed ha querido dar un paso adelante. Y lo ha dado.

Cómo se editan fotos RAW con Snapseed

No será la primera aplicación que los soporte, no será la primera aplicación que permite editarlos, pero sí es la primera que con una calidad fuera de dudas los incorpora a su razón de ser. Adiós a interfaces que provocan pesadillas, adiós a funcionamientos que inducen al suicidio.

Según ha explicado el ingeniero Anton Daubert, que ha hecho el anuncio en su perfil de Google+, el editor permite a partir de ahora la edición de fotos RAW en el formato de archivo DNG, tanto si han sido nativamente hechas en este tipo de fichero o si, pese a capturarse en un RAW propietario, han sido transformadas a este universal a posteriori.

Ajustando diferentes parámetros de una imagenAjustando diferentes parámetros de una imagen

El funcionamiento de la aplicación a la hora de editarlos apenas cambia respecto a las opciones existentes hasta el momento. Básicamente lo que hace la aplicación es actuar, con los ajustes que ya conocemos, en toda esa información en bruto que contiene un RAW pero no un JPG. El resultado es obvio: al final de la edición la imagen que obtenemos es de una calidad sensiblemente mayor.

Sin duda una buena noticia para los más aficionados a la fotografía y a los que más le gusta jugar con ella y también, por qué negarlo, para el DNG y su afán de convertirse en estándar. ¿Imaginas editar una foto, como en el ordenador, en tu móvil o tableta Android con la máxima calidad imaginable? Ahora es posible.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?