Stop terror

En Malavida ya hemos hablado en muchas otras ocasiones de la creciente presencia de grupos terroristas en Internet, grupos que usan las redes sociales para extender su mensaje y reclutar nuevos miembros. Los tentáculos de organizaciones como el ISIS intentan captar nuevos soldados a diario, mediante un mensaje que casa bien con los jóvenes descontentos, animándolos a desplazarse a Siria, unirse a sus filas y a estar dispuestos a morir por Alá. Al uso magistral que hacen de las redes tenemos que sumar una fuerte presencia en aplicaciones de mensajería como Telegram, que al estar cifrada permite que sus miembros se puedan comunicar de forma segura.

Que el ISIS tenga una presencia abultada en estos medios ha supuesto un tremendo impacto para la sociedad, lo que ha hecho que aumente la presión por parte de gobiernos y también por parte de las propias redes sociales. Hace unos días en The Wall Street Journal se publicó que Facebook está decidida a combatir el terrorismo para minimizar su presencia en la red social.

Los ataques de Nueva York todavía se recuerdanLos ataques de Nueva York todavía se recuerdan

Counter-Speech, una recompensa para los valientes

La medida por la que la empresa de Mark Zuckerberg ha optado recibe el nombre de Counter-Speech, según la cual se otorgarán mil dólares en créditos de promoción en Facebook a quienes alcen la voz en contra de los discursos de odio y la propaganda terrorista.

La idea es que, mediante estas voces discordantes con el mensaje de los terroristas, se pueda evitar que se radicalice a jóvenes de todo el mundo. Se busca generar un rechazo ante ideas que promuevan el odio, ya sea ayudando a personas radicalizadas a salir de ese círculo, o dando claves a otras personas para no dejarse engatusar.

El concepto de Facebook es interesante, ya que en lugar de limitarse a bloquear las páginas relacionadas con los grupos extremistas islámicos, prefiere informar a los jóvenes para combatir el terrorismo.

El terrorismo no tiene ningún calificativo más; es criminal y asesino. No hay terrorismo islámico islamista ni católico ni vasco. (Francisco Vázquez, político español)

Y el ganador de los mil dólares es... Arbi-el-Ayachi

Arbi-el-Ayachi es un cómico belga, musulmán y de ascendencia marroquí. Este actor subió a Facebook un vídeo en el que mostraba qué le pasaba a un cristiano si tomaba comida halal -un vídeo que vale mil dólares-, y que puedes ver aquí abajo:

Este vídeo se creó para reírse de la idea de que los no musulmanes no podían consumir alimentos halal, y ha resultado el primer premiado de esta iniciativa de Facebook. Aunque parezca increíble, esta creencia está extendida en Europa.

"La idea principal es conseguir que las cosas no se tomen tan en serio". Arbi entiende que "la desinformación que existe en Internet es muy grande", tanto como para ser parodiada. Lo que pretendía era "quitarle hierro al asunto y convertirlo en algo divertido".

El actor ha trabajado con muchos centros para jóvenes en toda Bélgica, "realizando talleres con gente joven", y en cada uno de ellos ha visto cómo había "personas usando la comedia para contarle al mundo sobre su dolor" o sus frustraciones. "La comedia puede ayudar para aportar un nuevo punto de vista que no habías tenido en cuenta hasta ese momento".

Estamos perdiendo una batalla contra el odio y la ignorancia (Arbi-el-Ayachi)

Por último, nos comentó que este tipo de campañas deben existir. Según su visión, "nosotros como mundo estamos perdiendo una batalla contra el odio y la ignorancia. La ignorancia genera odio". El cómico cree que en nuestro interior "sabemos cuándo estamos haciendo algo mal". Según él es un sentimiento que todos tenemos en común, aunque hay gente que, y cito textualmente, "decide comportarse como gilipollas".

La idea partió de la actual Jefa de Operaciones de Facebook

Fue la actual Jefa de Operaciones de la red social, Sheryl Sandberg, la persona a la que se le ocurrió la idea. Durante una charla que dio el mes pasado en el World Economic Forum, Sandberg respaldó su idea refiriéndose a un ataque conducido por un grupo antifascista alemán llamado Laut gegen Nazis.

Este grupo se fijó como objetivo la página de Facebook del partido de extrema derecha NDP, y el "ataque" consistió en que los participantes le dieran Me gusta a la página y publicasen un mensaje de tolerancia. Según comentó Sandberg, "consiguieron 100.000 personas que se suscribieron a la página, a quienes no les gustaba y que pusieron mensajes antiodio en ella, así que cuando los usuarios llegaban allí, se cambiaba el contenido y lo que era una página llena de intolerancia estaba llena de mensajes de esperanza".

Esto fue lo que sirvió a Sandberg para decidirse a que educar es mejor que prohibir, y es la idea que subyace en esta nueva iniciativa.

Una buena educación es una base fundamental para acabar con el odioUna buena educación es una base fundamental para acabar con el odio

El resto de redes sociales se suman contra el terrorismo

Esta gran operación contra el terrorismo en los medios digitales ha ido copando cada vez más titulares, lo que consiguió atraer la atención de gigantes de la industria como Google y Twitter. Gracias a esta atención, Google ha eliminado más de 12.000 vídeos de radicales islámicos de YouTube y ha modificado su algoritmo de búsqueda para que aparezcan enlaces no radicalizados al introducir ciertas palabras clave.

Por su parte, Twitter ha borrado más de un millón de cuentas de simpatizantes de la yihad de su base de datos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?