AirPlay entre un Apple TV y un iPad

Con una patente registrada en el día de hoy, Apple ha dado una vuelta de tuerca más al concepto de mirroring entre los dispositivos de la marca de la manzana: un AirPlay inverso para transmitir contenidos desde Apple TV a iOS.

Hasta el momento, lo habitual era querer transmitir de forma inalámbrica los contenidos reproducidos en un dispositivo iOS para poder visualizarlos en una pantalla más grande como una televisión. Ahora Apple planea hacer posible el camino inverso, es decir, reproducir en un iPhone o un iPad los contenidos de un Apple TV.

La idea de Apple trae un nuevo concepto de visualización remota que facilitaría la vida a sus usuarios en un sinfín de situaciones. El ejemplo utilizado por Apple en la patente es bastante clarificador.

Una fugaz escapada al baño no te impedirá averiguar quién es el asesino

Imaginemos a un grupo de amigos reunidos para ver una película a través de Apple TV. Hasta ahora, si uno de ellos tenía que abandonar su lugar delante de la tele durante unos minutos por el motivo que sea, sólo había dos posibilidades: pausar la reproducción y reaunudarla a su vuelta, o seguir con la visualización y que nuestro amigo se perdiera el momento culminante de la película...¡mala suerte! Con el sistema patentado por Apple cabría la posibilidad de que el usuario que tiene la imperiosa necesidad de levantarse a por una cerveza o ir al baño pueda seguir disfrutando del contenido desde su iPhone en el camino de ido y vuelta.

Obviamente, para activar este mirroring inverso todos los dispositivos deben estar conectados a la misma red Wi-Fi, como siempre ha ocurrido con el sistema AirPlay de Apple y cualquier otra tecnología de naturaleza similar Los usuarios que opten a recibir la señal de Apple TV en su dispositivo iOS ni siquiera necesitarán identificarse, sino que aparecerían como invitados. Eso sí, sólo durante un determinado período de tiempo, así que en ningún caso el contenido se reproduciría enteramente en varios dispositivos a la vez.

Todo suena muy bonito e ideal, pero quizás haya algún asunto legal con el que Apple tenga que lidiar antes de llevar a cabo la implementación real de la patente. Habrá que ver cómo se lo toman los proveedores que venden su contenido para su reproducción en un solo dispositivo, y ahora verán como varios usuarios podrán disfrutar de él en diferentes gadgets. No sería de extrañar que quieran sacar tajada del asunto.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?