Robots NAO de la Universidad Jaume I

Cuatro años después de que un robot Qbo se reconociera delante de un espejo tras indicarle que era su reflejo, por primera vez, un robot NAO ha tomado consciencia de sí mismo sin estímulos visuales, únicamente mediante la reflexión.

Los robots con consciencia un paso más cerca

La robótica ha avanzado hasta el punto de que la mayoría de los robots actuales son capaces de reconocer e identificar rápidamente el entorno en el que evolucionan. El próximo gran desafío es conseguir que los robots tengan consciencia de sí mismos y sepan reconocerse. Ahora se ha dado el primer paso.

Un experimento basado en un acertijo popular

Esta vez, sin ningún estímulo visual como el del experimento del Qbo y el espejo, un robot ha demostrado consciencia de mediante una reflexión. Un grupo de ingenieros robóticos del Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York ha realizado un experimento derivado de un acertijo popular:

Un rey invita a tres sabios para elegir a su nuevo consejero. Pone un sombrero azul o blanco a cada uno de los sabios, que debe descubrir de qué color es el sombrero que lleva puesto sin ver el suyo propio. La única pista: los tres sombreros no son blancos.

En su experimento, los investigadores explican a los robots NAO que alguno de ellos ha recibido una "píldora" que les impide hablar. Selmer Bringsjord, responsable de la prueba, pregunta a los tres robots si se la han puesto o no. El único capaz de respondar dice contesta "No lo sé". Tras pensar durante un segundo, llega a la conclusión de que si ha sido capaz de hablar significa que no le han dado la píldora.

Me disculpo, ahora lo sé. He podido demostrar que no he recibido la píldora.

Fuente | Estudio del Instituto Rensselaer

Imagen propiedad de Kai Schreiber editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?