Facebook anuncia cambios para reducir el spam en nuestra cronología - imagen 2

La red social de Mark Zuckerberg ha anunciado que a partir de ahora comenzará a filtrar las publicaciones cuyo único cometido es la generación de clicks para así intentar garantizar la calidad de los contenidos mostrados.

Este lunes, y a través de su zona de prensa oficial, Facebook ha advertido que pretende empezar a combatir todos aquellos posts cuyos titulares llamativos tienen el único propósito de atraer usuarios para hacer click sobre ellos sin revelar casi nada sobre el contenido de la publicación en sí. A este tipo de práctica se le conoce en inglés como click-baiting y su principal problema es que, al recibir estas publicaciones tantos clicks por parte de los usuarios, se vuelven cada vez más relevantes y aparecen en el newsfeed de un gran número de usuarios. De esta manera, este tipo de contenido puede llegar a inundar nuestra cronología, dejando de lado las publicaciones que de verdad nos importan.

Gracias a las medidas que piensa adoptar Facebook cada vez veremos menos posts cuyos encabezamientos nos invitan a hacer click para “ver qué sucede después”, “observar algo realmente increíble”, “contemplar algo que te dejará sin palabras” o cualquier otra promesa que intente incitar emocionalmente al usuario para acceder al artículo enlazado.

Ejemplo de click-baiting
Ejemplo de click-baiting que ahora será penalizado por Facebook

A pesar de recibir tantos clicks, al encuestar a los usuarios de Facebook sobre el tipo de contenido que preferían ver, una amplia mayoría, cercana al 80%, se inclinaba hacia publicaciones cuyos titulares les ayudaban a decidir si querían leer el artículo antes de acceder a él. Vistas las preferencias de sus usuarios, Facebook ha decidido tomar cartas en el asunto.

Ahora la gran pregunta es cómo piensa Facebook discernir entre las publicaciones que buscan clicks y los que de verdad ofrecen un contenido de calidad. Parece ser que por el momento, la red social monitorizará el tiempo que los usuarios emplean leyendo el artículo que se enlaza desde Facebook. Si el usuario hace click sobre el enlace y permanece varios minutos en el sitio, se entenderá que la publicación es interesante. En cambio, si el usuario regresa inmediatamente a la red social se considerará que la experiencia no ha sido del todo satisfactoria y que no se han cumplido las expectativas generadas con el titular que se ha usado como cebo.

También se tendrá en cuenta la relación entre el número clicks, “Me Gusta” y comentarios. Si una publicación ha recibido muchísimos clicks, pero pocas personas le han dado a “Me Gusta” y apenas ha recibido comentarios, Facebook dará por sentado que los usuarios no han encontrado el contenido relevante.

Todavía no conocemos exactamente la penalización que conllevará el click-baiting, pero a través de su comunicado, Facebook ha anunciado que a lo largo de los próximos meses la distribución de este tipo de contenidos se verá drásticamente reducida.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?