Así luce el Galace SQ, el teléfono de modo en Ghana

En una época en la que los fabricantes de teléfonos se esfuerzan por ofrecer al público terminales cada vez más finos y ligeros, en algunos países africanos está triunfando un móvil que se caracteriza por ser todo lo contrario: un auténtico ladrillaco enorme y pesado, muy alejado de la estética de los teléfonos de gama más alta.

¿Su nombre? El Galace SQ. Os suena, ¿verdad? El parecido de su apelativo con la gama Galaxy de Samsung es curioso cuanto menos, aunque obviamente no es casualidad. Pero es justamente el nombre lo único que tienen en común este teléfono y cualquier móvil de la marca coreana fabricada durante este siglo.

Ojo. Que el Galace SQ no es el único terminal de estas características, según cuenta Emmanuel Quartey en su blog en Medium, hay múltiples marcas que han sacado idénticos teléfonos pero con nombres diferentes. El X-Tigi S18, por ejemplo, es equivalente en forma y posee exactamente las mismas características. Pero, ¿cuál fue el primero? No, lo sabemos, pero obviamente el Galace, con ese nombre, es el que tiene todas las de llevarse mayor cuota de mercado.

Características técnicas del Galace SQ

Como os podéis imaginar, este teléfono tiene unas especificaciones técnicas muy limitadas, por otra parte, muy acordes con su precio, ya que cuesta entre 20 y 45 euros. Entre sus características más destacadas hay que mencionar que trae por defecto dos aplicaciones totalmente imprescindibles para cualquier smartphone que se precie: Facebook y WhatsApp.

Eso sí, no son aplicaciones al uso. La de Facebook es básicamente la versión web de la red social al que se le he puesto un envoltorio bonito para darle aspecto de app, y la de WhatsApp ni siquiera tiene notificaciones Push, por lo que hay que acceder a la aplicación para poder enterarse de si uno tiene mensajes.

WhatsApp corriendo sobre el Galace SQWhatsApp corriendo sobre el Galace SQ / Imagen cortesía de Emmanuel Quartey

Ríete tú de los smartphone dual-sim. El Galace SQ permite albergar hasta tres tarjetas SIM a la vez. Por lo visto en muchos países africanos, y especialmente en Ghana donde más se está viendo este teléfono, es habitual disponer de varias SIMs para aprovecharse de las diferentes ofertas que lanzan las operadoras cada cierto tiempo.

¿Sistema operativo? Ni se sabe. Pero vamos, no tiene pinta ni de Android Lollipop ni iOS 8. A pesar de su extraordinario tamaño (no tenemos datos sobre sus dimensiones ni peso exactos), la pantalla es un simple QVGA de 2,4 pulgadas con una resolución de 240 x 320 píxeles.

Además cuenta con radio FM (que ya quisiera para sí el Nexus 6), una potente linterna física (nada de aplicación dedicada) y una espectacular cámara, nada más y nada menos, de 3 Mpx.

El porqué del éxito de este teléfono

Nos hemos dejado para el final la característica más importante de este terminal y que explica su enorme éxito. Incorpora una batería de 10.000 mAh que le confiere una autonomía de prácticamente una semana, y que además es capaz de desdoblarse como cargador universal portátil para poder cargar cualquier otro dispositivo electrónico mediante USB.

La batería de 10.000 mAh del Galace SQLa batería de 10.000 mAh del Galace SQ / Imagen cortesía de Emmanuel Quartey

En países donde hay frecuentes apagones y cortes de electricidad que pueden durar hasta 36 horas, los usuarios están comprando este teléfono gigantesco como backup energético de sus smartphones primarios y demás cacharros, como reproductores MP3, por ejemplo.

Y si alguien se estaba preguntando para qué sirve ese enorme gancho en su parte superior, nadie lo sabe. Algunos creen que se trata de la antena de la radio, mientras que otros afirman que colgado de un lugar alto, y combinado con su potente linterna flash, se utilizaría para hacerse con una bombilla improvisada.

El gancho de la discordiaEl gancho de la discordia / Imagen cortesía de Emmanuel Quartey

El tremendo éxito de este teléfono, o cualquiera de sus imitaciones, deja claro que el usuario siempre tiende a ir a lo práctico en lugar de lo estético. Que sí, que un Android One será mucho más bonito, colorido y tendrá muchas más aplicaciones, pero si al usuario que no tiene las facilidades que tenemos nosotros para estar conectado constantemente a fuentes de energía, le ofreces un teléfono que dura una semana, un lugar de un día, tiene todas la de triunfar, por muy feo que sea.

Imagen cortesía de Emmanuel Quartey

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?