El Nexus 6 fue el primer dispositivo en traer Android Lollipop de fábrica

¿Alguien tiene un Nexus 6? Probablemente pocos de vosotros. ¿Alguien ha intentado comprarse uno? Posiblemente bastantes más. Cuestiones técnicas aparte, la disponibilidad del último terminal móvil de Google ha sido sin duda su talón de Aquiles. Si alguien ha intentado hacerse con alguno de los diferentes modelos de este dispositivo, tanto desde Google Play como desde la web oficial de Motorola, lo habitual es encontrarse con un mensaje indicando que el teléfono se encuentra fuera de stock.

Dos meses y medio después del lanzamiento oficial del smartphone fabricado por Motorola, Patrick Pichette, CFO de Google ha admitido que la compañía de Mountain View no ha sabido responder a la demanda esperada, simplemente porque no ha podido fabricar y mantener en almacén el número adecuado de teléfonos para satisfacer a todos sus usuarios.

A pesar que el Nexus 6 ha tenido una gran acogida como nuevo teléfono, hemos tenido verdaderos problemas, siendo incapaces de garantizar el inventario suficiente para cumplir con la demanda esperada.

¿La escasa disponibilidad de un Nexus? Nada nuevo bajo el sol...

Unas declaraciones bastante sorprendentes. Por un lado, porque reconoce que esta demanda no les ha pillado por sorpresa, sino que era totalmente esperada. Y por el otro, porque hay que tener en cuenta los antecedentes, ya que algo similar ya le sucedió con el lanzamiento de sus anteriores dispositivos móviles, el Nexus 4 y el Nexus 5. Parece ser que Google no ha aprendido de sus errores del pasado y ha vuelto a tropezar con la misma piedra, no una, sino dos veces.

Lo cierto es que el Director de Operaciones Financieras de Google no ha especificado el porqué no se ha podido satisfacer la demanda ni tampoco si el gran problema del Nexus 6, además de su elevado precio, tiene alguna solución a corto plazo. Por lo tanto, todo indica que tendremos que seguir peleándonos día a día para hacernos con este dispositivo.

No sabemos si la falta de disponibilidad se debe a problemas a la hora de fabricar ciertos componentes hardware o simplemente por la incompetencia del equipo encargado de la gama Nexus, pero queda claro que tras 3 fracasos seguidos, no puede repetirse esta falta de stock en el futuro, a menos que Google quiera convertir el Nexus en un artículo de coleccionista.

Fuente | 9to5Google

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?