Google se va de compras: primero Word Lens y ahora Twitch

Este fin de semana ha sido de lo más productivo para Google; de un plumazo está a punto de tachar dos cosas más de su larga lista de la compra. Si el viernes nos íbamos de finde con la adquisición de Word Lens por parte de Google, este lunes hemos amanecido con la noticia de que YouTube está a punto de cerrar la compra de Twitch.

Word Lens

El viernes Quest Visual, desarrolladores de la aplicación Word Lens Translator, anunciaba a bombo y platillo en un comunicado a través de su página web que había sido adquirida por Google, y que su equipo pasaría a formar parte del personal de Google Translate.

Comunicado de Quest Visual

Para quienes no lo sepan, Word Lens es una aplicación de realidad aumentada, disponible tanto para Android, iOS y Google Glass, que nos permite traducir palabras al instante a través de la cámara de nuestro dispositivo. Es tan sencillo como apuntar a las palabras o texto que necesitamos traducir, y Word Lens se encarga de automáticamente traducir el texto, reemplazando las palabras originales con la traducción en el idioma que hayamos elegido. Por lo tanto, es ideal para traducir señales o el menú de un restaurante, por ejemplo. De momento Word Lens está concebido para traducir entre inglés y otro idioma, bien sea español, francés, alemán, italiano, portugués o ruso, pero con esta operación a buen seguro que veremos mejoradas sus funcionalidades.

Con esta transacción, cuyos términos y condiciones todavía no han sido revelados, no hay duda de que Google pretende aumentar su potencial de traducción en Android y Google Glass, además de reforzar su propio servicio de Google Translate con la llamativa tecnología implementada por Quest Visual, quien también ha anunciado que hasta que se complete la transición hacia Google, tanto Word Lens como sus paquete de idiomas estarían disponibles para descargar de forma gratuita. Un gesto de generosidad indicador del nivel de felicidad alcanzado por Otavio Good, CEO y fundador de Quest Visual y creador de Word Lens.

Twitch

Y hoy mismo nos hemos enterado del interés de Google en comprar Twitch por la nada despreciable cifra de mil millones de dolares. Aunque algunas fuentes afirman que el acuerdo aún está lejos de alcanzarse, las más optimistas confían en que no tarde en formalizarse, pues una vez fijado el precio, sólo faltaría por resolverse algunos flecos tales como la independencia de la marca Twitch respecto a YouTube. De llevarse a cabo la operación, sería la más importante en la historia de YouTube, que en su día ya fue adquirida por Google por aproximadamente 1.650 millones de dólares, y equiparable a la compra de Instagram por parte de Facebook, por esta misma cantidad hace más de dos años.

Para ponernos en situación, Twitch es un servicio de streaming en directo, lanzado en 2011 como una especie de spin-off de Justin.tv, para que gamers pudieran grabar sus partidas, subirlas a esta plataforma y compartirlas con otros usuarios. Algún lector podría preguntarse para qué querría alguien sentarse a ver como juega otro jugador, pero lo cierto es que, bien para aprender o bien para entretenerse, Twitch ya ha conseguido alcanzar la cifra de 45 millones de usuarios mensuales, de los cuales 1 millón suben vídeos cada mes. Además, este mismo año se daba a conocer un dato sorprendente, en Estados Unidos Twitch ya genera más tráfico que Hulu, Amazon o Facebook en su hora punta. Y no sería de extrañar que este tráfico aumentara de llevarse a cabo la compra por parte de Google.

Interfaz de Twitch para Android

Así, la adquisición de esta compañía por alguna de las grandes empresas de Internet estaba más que cantada. Para poder seguir creciendo, Twitch necesita de una tecnología e infraestructura que sólo le pueden ofrecer los gigantes de la industria, y YouTube ya hizo una primera intentona por introducirse en el mundo del streaming de videojuegos, cuando el año pasado anunció sin mucho éxito una nueva API que permitía a desarrolladores enviar un stream de vídeo procedente de un videojuego a YouTube, quien realizaría la conversión del vídeo en tiempo real, proporcionando el formato apropiado para sus usuarios. De esta manera, se trata de una unión casi necesaria, aunque es cierto que Google no ha sido la única compañía interesada en hacerse con Twitch; Microsoft también ha mostrado su voluntad por hacerse con la plataforma de streaming, pero parece ser que la empresa con base en San Francisco se ha decantado finalmente por la opción de YouTube.

En fin, mayo está siendo bastante movidito en las oficinas de Google en cuanto a adquisiciones se refiere. Con estas dos compras, la segunda aún por confirmarse, la empresa de Mountain View ya lleva seis operaciones de estilo de este mes, siendo RangeSpan, Adometry, Appetas y Stackdriver las cuatro primeras. Cualquiera pensaría que Larry Page acaba de romper la hucha.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?