Cualquier perro puede ser un fotógrafo gracias a Heartography

Siempre se ha dicho que los buenos fotógrafos logran traducir lo que ellos sienten en un producto que los demás pueden ver. Pues bien, la compañía especializada en fotografía, Nikon, ahora quiere llevar esta máxima al mundo canino.

La empresa japonesa ha desarrollado un nuevo proyecto llamado Heartography con el que quiere convertir a tu perro en fotógrafo. Y no un fotógrafo cualquiera, sino uno que sólo capture aquellas escenas que más le muevan y le emocionen.

El cacharro desarrollado por Nikon es básicamente un wearable para perros con el que se toma fotos sólo cuando el ritmo cardíaco del animal supera un cierto umbral marcado por el usuario, asegurándose de que todas las instantáneas tomadas por el animal sólo se corresponden con escenas que realmente ‘enciendan’ al chucho, ya sea un plato de comida, la vuelta a casa de su amo o un nuevo hueso que roer.

Fotografías tomadas con el corazón

El dispositivo consta de dos partes bien diferenciadas: un collar de perro algo especial y una funda para la cámara. El primero monitoriza constantemente el pulso del animal y envía este dato por Bluetooth a la funda inteligente, que será la encargada de disparar la cámara al superar un determinado umbral.

La funda muestra en una pantalla el ritmo cardíaco del perro, y mediante unos botones se puede establecer a partir de qué cifra se disparará la cámara compacta que habremos introducido en el interior de la funda. Ésta incorpora un microcontrolador que se programa para que mueva el servomotor cuando corresponda, pulsando el botón del obturador.

Todavía no está claro si Nikon lanzará este dispositivo como un desarrollo comercial. De momento sólo hemos podido ver la versión de prueba llevada por Grizzler, que así se llama el perro del vídeo promocional. Como habréis visto, las capturas demuestran que el chucho se emociona especialmente al encontrarse con otros perros, ante la perspectiva de comer, al vislumbrar un gato y que cuenta con una curiosa fijación por el calzado y los pies.

Vistas las instantáneas, queda claro que hay animales capaces de sacar mejores fotos que algunos seres humanos, por mucho que éstos alardeen de sus conocimientos de lentes, objetivos, distancias focales, aperturas y demás terminología con el que pretenden sacar pecho.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?