Pantalla inicial de Helpouts

La plataforma de Google que nació con la intención de conectar expertos en materias concretas con quien fuera que necesitase de su ayuda, ya tiene fecha de defunción. Será el próximo 20 de abril como reza en su página web cuando el buscador deje de ofrecer sus servicios. Y es que parecía estar claro tras haber retirado tanto de Google Play como de iTunes su aplicación para móvil.

El propósito de la misma, en principio, parecía una buena idea: necesitas ayuda en un asunto que para ti es complejo y no tienes a quien recurrir. ¿Qué haces? Conectar con él a través de Helpouts que, mediante el servicio de vídeo vinculado a Hangouts, te permite abrir un canal de videoconferencia para exponer tu problema y recibir la ayuda en tiempo real. Mucho más natural, ágil y evidentemente humano que recurrir a un texto, que puede ser no acabes entendiendo, o a un correo electrónico.

Sin embargo, parece que no ha calado el modelo entre los usuarios, y Google decide cerrar este servicio uniéndose así a la larga lista de juguetes rotos que han surgido alrededor del buscador. El más sonado sin duda es Google Glass que, aunque no está muerto (más bien en la UVI), es un estrepitoso fracaso.

Google Glass, análisis: del futuro a la anécdota y el necesario pulido

La competencia estaba en casa

¿Cuál es la razón del fracaso de Helpouts? Pues es tan sencilla como paradójica, y realmente sorprende que en Google no se diesen cuenta de esto: está en YouTube.

Es cierto que en Helpouts el usuario puede recibir consejos de gente cualificada, en tiempo real y a modo de conversación... pero no todos son gratis. Sin embargo en el portal de vídeos, es posible encontrar tutoriales casi de cualquier cosa (o de cualquier cosa posiblemente), muchos de ellos de excelente calidad, totalmente gratis. Tan sencillo como esto.

A ello hay que añadir que un cambio en la ley europea sobre impuestos ha forzado a la compañía a interrumpir el pago en la Unión Europea, por lo que la escasa rentabilidad que pudiese obtener desaparece al tener que ofrecer Helpouts gratis en la mayor parte del continente.

¿No son buenos tiempos para Google ?

Como decíamos, Google parece tener problemas tratando de introducir nuevos servicios e ideas que calen entre los consumidores. El de las gafas es quizá el más sonado pero éste es uno más de los servicios que se ha visto obligado a cerrar en los últimos tiempos. Se une también al descenso de ingresos con el que ha cerrado 2014 en comparación a las estimaciones de la propia empresa.

Y ojo, no es que no goce de buena salud financiera: continúa dominando el negocio de la búsqueda de información a pesar de que le estén comiendo terreno, lo que ocurre es que frente a los resultados económicos de su archienemigo de la manzana, parece que sus miles de millones de dólares de beneficio se antojen insuficientes.

De todas maneras si por algo se caracteriza esta empresa, es por no dejar de innovar y tratar de buscar siempre la fórmula del éxito, y si no es con Helpouts pues lo intentará con otra cosa. Por ejemplo con un traductor instantáneo si es necesario.

Google y el logotipo de Google son propiedad de Google Inc. y deben utilizarse con permiso

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?