Hungría quiere cobrar por usar Internet. ¿Y el resto de Europa?

El gobierno de Hungría se plantea cobrar un impuesto por el tráfico de datos en Internet. Un impuesto que entraría en vigor a lo largo de 2015 y que golpearía directamente a las operadoras de telecomunicaciones. Con este impuesto cada gigabyte de información le costaría a las empresas 0'489€ (150 florines húngaros). Este gravamen formaría parte de la batería de reformas que el gobierno magiar está introduciendo en materia de banca, consumo y energía. El Ministerio de Economía justifica esta reforma con el argumento del cambio en el consumo de la tecnología de las comunicaciones, que ha modificado la manera de utilizar los servicios y por tanto es necesaria una adaptación del sistema impositivo. A su vez establecería un límite en la cantidad que una operadora puede pagar en concepto de impuestos.

¿Se extenderá esta idea a otros países?

Como es natural esta medida ha levantado ampollas entre la ciudadanía del país centroeuropeo, convocándose manifestaciones de protesta en contra del gobierno del Primer Ministro Viktor Orban. Se da por hecho que este aumento impositivo llevaría a que las compañías proveedoras aumentasen sus precios para poder seguir manteniendo sus márgenes de beneficios y, por tanto, los afectados en última instancia serían clientes y usuarios en general, tanto empresas como particulares,

Es conveniente estar atento a esta maniobra del gobierno húngaro ya que podría crear tendencia, sobre todo en gobiernos de la misma tendencia política que la Unión Cívica Húngara, partido que ostenta el poder. Éste, de corte conservador, está adscrito al Partido Popular Europeo que cuenta, entre otros socios, con el Partido Popular de España. Esta medida vendría a contravenir lo estipulado por la Asamblea General de Naciones Unidas que declaró el acceso a Internet en 2011 como un derecho humano, frenando así el progreso tecnológico del país.

Vía Reuters.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?