Imágenes filtradas del supuesto Menú de Inicio de Windows 9

A lo largo de los últimos días ha aparecido en la red una serie de capturas de pantalla de lo que podría ser el futuro sistema operativo de Microsoft, Windows 9, que volvería a incorporar el desaparecido menú de inicio.

Unas nuevas imágenes del próximo sistema operativo del gigante de Redmond, cuyo nombre en clave en Threshold y del que se espera que reciba el nombre oficial de Windows 9, han visto la luz esta semana en varios medios digitales, como el diario mexicano El Día, donde se puede observar las imágenes filtradas.

A falta de confirmación oficial, se espera que Windows 9 haga su lanzamiento oficial a lo largo de 2015, siendo la ventana de posibilidades tan amplia que podría hacer su aparición en el mercado en cualquier momento entre enero y septiembre del año que viene.

Estas capturas confirman las sospechas de muchos usuarios que esperaban con ansias el retorno del Menú de Inicio al sistema operativo más popular de la historia, cuya eliminación de Windows 8 ha sido considerado por muchos como un error imperdonable. Todo parece indicar que este menú volverá en Windows 9, para intentar seguir la estela de éxito de Windows XP, y dejar al malogrado experimento de Windows 8 en el olvido para siempre.

Windows 9

Si nos fijamos en la captura que nos muestra el supuesto Menú de Inicio de Windows 9, no hay demasiadas diferencias respecto a la imagen que nos dejó entrever Microsoft en su conferencia Build allá por abril. La parte izquierda de la misma no parece cambiar mucho en relación a cómo lo hemos conocido hasta ahora, ya que aquí aparecería una lista con todos los programas instalados y nuestros favoritos, junto con el buscador. Lo que sí ofrece alguna novedad es la parte derecha que incluye una Modern UI reducida para ejecutar aplicaciones de la Windows Store, tal como se hace hasta ahora en la interfaz de Windows 8. Estas aplicaciones podrían lanzarse en el Escritorio como ventanas independientes, cuyo tamaño podríamos modificar a nuestro antojo, llegando a ocupar toda la pantalla si así quisiéramos.

También podemos observar como el desarrollo del futuro Windows 9 se está realizando sobre la base de Windows 8.1 Pro, por lo que sospechamos que internamente Windows 9 funcionará de manera bastante parecida a éste. Por lo tanto, las novedades del nuevo sistema operativo de Microsoft quizás sean bastante superficiales, centrándose en la interfaz gráfica, y no tanto a niveles más profundos.

Si se confirma la vuelta del Menú de Inicio a Windows 9 y la posibilidad de lanzar aplicaciones Metro desde el Escritorio en forma de ventana, estaríamos ante una versión de Windows mucho más orientada a su manejo con el ratón y el teclado, claramente enfocada al Escritorio, que se aleja de las pantallas táctiles. Algo que los usuarios, con claros síntomas de síndrome de abstinencia del Menú de Inicio, recibirían con los brazos abiertos. Más le vale a Microsoft contentar a sus consumidores si no quiere repetir fracaso.

 

Fuente: El Día

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?