Jony Ive reconoce la dificultad de crear el Apple Watch

El pasado jueves, en una entrevista concedida en el Museo de Arte Moderno de San Francisco, el jefe de diseño de Apple, Jony Ive, reconoció que la conceptualizacion del Apple Watch fue más desafiante que la del propio iPhone, con lo que el terminal supuso en el mundo de la telefonia móvil.

La idea era proporcionar un dispositivo que, siendo estéticamente perfecto, estuviera a la altura de un wearable que poder llevar en la muñeca y mediante el cual, poder interactuar de manera rápida con el iPhone.

Como es normal, las expectativas se suponian grandes y realmente querían realizar un cambio en la cultura del reloj, Ive afirmó que “a pesar de que el Apple Watch hace muchas cosas, también conlleva implicaciones culturales, históricas y expectativas que son parte intrínseca de la marca”.

La competencia era otro punto básico, no hacer lo que estaban haciendo los demás, por esto no querían ceñirse a realizar tareas a modo de mando a distancia funcionando solo en cordial emparejamiento con un terminal.  El Apple Watch se emparejará con un iPhone, pero realizará tareas autónomas y exclusivas de su diseño como reloj.

Pese a que Ive participó en el diseño del iPhone, iPad y ahora el Watch, reconoce que el realizar el diseño de un dispositivo wearable ha sido muy difícil por las altas expectativas del público, quizá por esto nos ha dejado asombrados cuando presentó 3 líneas con 34 modelos en total.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?