La primera en la frente para YouTube Music Key

Parece ser que Taylor Swift no es la única artista del momento a la que no le acaba de convencer esto del streaming musical. Coincidiendo con el lanzamiento de YouTube Music Key, el nuevo servicio de YouTube, y por lo tanto de Google, para ofrecer música vía streaming por un módico precio de casi 10 euros al mes, del que ya os hablamos la semana pasada, el representante de artistas Irving Azoff ha solicitado a YouTube la retirada de vídeos que contienen cerca de 20.000 canciones.

Azoff, que se encarga de dirigir las carreras musicales de artistas de la talla de Christina Aguilera o Thirty Seconds to Mars, habría instado al portal de vídeos que dejara de alojar vídeos con canciones de Pharrell Williams, The Eagles o John Lennon, además de casi medio centenar de cantantes y músicos más, ya que considera que YouTube no dispone de los permisos necesarios para ofrecer tales contenidos, lo que podría suponer un duro golpe para el catálogo musical del nuevo servicio YouTube Music Key.

Por el momento YouTube se niega a retirar los contenidos

Obviamente, todo se reduce a una cuestión de dinero, ya que Azoff, fundador de la compañía Global Music Rights, encargada de recolectar derechos de autor procedentes de emisoras, discotecas y otros servicios de música digital, quiere recaudar más con la emisión en YouTube de los contenidos de sus representados, y que mejor momento que ahora con el lanzamiento con el servicio de streaming musical que pretende competir con Spotify y Rdio.

De momento parece que YouTube no se da por aludido y no tiene ninguna intención de dejar de reproducir los vídeos en cuestión:

Hemos llegado a acuerdos con sellos, discográficas y sociedades de recaudación, además de otras empresas, para poder traer la música de multitud de artistas a YouTube Music Key. Seguiremos trabajando tanto con la comunidad musical y los aficionados a la música invitados a la beta del producto para conseguir nuestro objetivo de traer las funcionalidades de este servicio a toda la música alojada en YouTube.

Todo indica que nos espera una dura batalla legal entre las dos partes, pero mientras tanto parece ser que podremos seguir disfrutando de la música de estos artistas en YouTube, y su servicio de streaming musical YouTube Music Key, por lo menos hasta que se demuestre que el portal de vídeos no dispone de los derechos necesarios.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?