Reloj Watch Urbane LTE con 4G y SIM

Con la llegada del Apple Watch del gigante americano prevista para el mes de abril se espera tomar una curva cerrada directa hacia la venta de accesorios y dispositivos conectados. Con la idea de frenarle los pies, la competencia asiática ha aprovechado el Congreso Mundial de telefonía de Barcelona para presentar sus novedades.

Plantando cara a Apple

El surcoreano LG Electronics ha llegado con un modelo compatible con la red 4G, la Watch Urbane LTE. Con el aspecto de un reloj clásico, de esfera metálica, posee todas las características de un smartphone y permite navegar por Internet o pasar llamadas. Al contrario que la mayoría de smartwatches, incluye una tarjeta SIM y puede servir para realizar llamadas sin tener cerca el smartphone. Esta posibilidad ya se hacía esperar y sinceramente puede ser la gran ventaja para que un usuario se decida por adquirirlo, aunque sea por sentirse todo un James Bond o un Power Ranger.

LG Watch Urbane en negro con correa en cauchoLG Watch Urbane en negro con correa en caucho

El gigante chino Huawei también presenta su versión alta de gama, con esfera metálica y correa en acero o en cuero, capaz de recibir emails y mensajes o de calcular las calorías quemadas.

La industria espera que estos relojes conectados sean los primeros wearables que se impongan realmente en el mercado. En parte, puede ser posible ya que parecen haberse dado cuenta al fin de que las pantallas gigantes en la muñeca y el caucho estilo Regreso al futuro no llama la atención a un público que, aunque se interese por las nuevas tecnologías, da la misma importancia a la elegancia que a las entrañas del dispositivo. Y el éxito de Apple es la principal prueba de ello.

Con algún palo de ciego...

Para convencer al público de lanzarse en la compra de un reloj de este estilo, los grandes grupos están haciendo grandes esfuerzos, que no siempre acertados. Samsung, por ejemplo, ya se alió hace unos meses con Swarovski para lanzar una edición especial dotada de una pulsera incrustada de brillantes junto a un Galaxy Note 4 que deslumbraría a cualquiera. En este caso nos preguntamos si Samsung se ha planteado qué porcentaje de posibles compradores tiene el poder adquisitivo de comprarse semejante horterada...

Unas previsiones muy optimistas

Con los relojes conectados de esfera redonda, LG y Huawei pretenden posicionarse en el segmento del lujo y diferenciarse del Apple Watch cuadrado. Según los analistas, la marca de la manzana tendría previsto despachar entre cinco y seis millones de ejemplares desde el lanzamiento del reloj, que será su primer nuevo dispositivo desde el iPad en 2010. Un analista de CCS Insight ha afirmado lo siguiente sobre este fenómeno:

Todo el mundo está observando lo que va a pasar. Apple es un mastodonte. Estimamos que podría vender 20 millones de relojes este año.

El gigante americano conseguiría así sobrepasar las ventas actuales de smartwatches, estimadas en algunos cientos de miles. Pero los relojes conectados no son más que una parte de los wearables del mercado. Los más vendidos son las pulseras conectadas que miden la actividad deportiva, el ritmo cardíaco, la calidad del sueño, el número de calorías quemado...

Las pulseras siguen dando guerra

Huawei y su compatriota HTC han presentado también nuevas pulseras justo antes de la apertura del MWC. HTC apunta hacia los usuarios más deportistas con una completa pulsera llamada HTC Grip. A una servidora le siguen pareciendo dispositivos con unas características más adecuadas para ser llevados siempre encima. Un smartwatch no deja de ser, en esencia, la extensión del smartphone que todos llevamos en el bolso o en el bolsillo.

Nueva pulsera HTC GripNueva pulsera HTC Grip

Según Kevin Curran, de la Universidad de Ulster, durante 2014 se han vendido más de 90 millones de wearables y prevé que este año se podrían alcanzar los 200 millones, casi nada. Las previsiones son buenas pero aún quedan meses por delante y la expectación puede no alcanzar las ventas reales.

Todos los fabricantes evitan desvelar el precio de sus nuevos productos, pero los smartphones y los smartwatches altos de gama suelen costar habitualmente varios cientos de euros, así que quien esté interesado, que prepare la cartera.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?