Losswords

Desde que los videojuegos aparecieron se lleva hablando de que no fomentan en absoluto la cultura. Se dice que incitan a la violencia, que corrompen las mentes de los jóvenes impresionables y que tienen la culpa de gran parte de los males que padece la sociedad moderna. A lo mejor ahora le podemos dar un buen zasca a todos los que creen que esto es así. Está a punto de desembarcar Losswords, un nuevo puzzle con la literatura como hilo conductor. El proyecto ha aterrizado en Kickstarter hace poco, y ya está a mitad de camino para conseguir su objetivo de 5.000 dólares de financiación.

Por otra parte, este juego puede servir para reivindicar el sano hábito de la lectura. Ray Bradbury ya predijo un mundo en el que el entretenimiento pasa por pantallas de televisión que ofrecen emociones baratas a los ciudadanos en su tiempo libre. Los libros han sido prohibidos por los gobiernos y han sido quemados. Sólo existen en colecciones pequeñas de grupos revolucionarios. Corría el año 1953, en el que este argumento sirvió para dar vida a la novela Fahrenheit 451.

Losswords nos pone en la piel de esos revolucionarios

Losswords nos embarcará en una aventura en la que nos pondremos en la piel de un entusiasta de la literatura al margen de la ley como los de la novela de Bradbury. Son personas que forman parte de una subcultura que busca libros para mantenerlos lejos de las manos del gobierno, que los ha ilegalizado en una cultura en la que sólo se permiten los videojuegos.

Para conseguir nuestro objetivo tendremos que resolver una serie de puzles, en los que como jugadores tendremos que leer pasajes de libros clásicos intentando encontrar palabras más pequeñas dentro de las del propio pasaje. La premisa es jugar como si tuviésemos que descodificar mensajes secretos.

Si conseguimos encontrar cada palabra oculta en un pasaje, conseguiremos añadir ese libro a la librería de nuestro perfil. Allí podremos leer una pequeña descripción y un extracto corto. Al mismo tiempo estaremos generando otro puzle para otro jugador, en el que intentarán recomponer el mensaje colocando las palabras que extrajimos originalmente colocándolas en su lugar original.

Una herramienta de descubrimiento literario

Local No. 12, los creadores de Losswords, esperan que el juego pueda funcionar como un vehículo que facilite el descubrimiento literario. Cada uno de los libros usados para crear los puzles son de dominio público, y se pueden conseguir —en inglés, eso sí— a través del archivo almacenado en la web del Proyecto Gutenberg.

Puede parecer que con la trama del juego se intenta denostar los videojuegos en favor de la literatura, pero la cuestión es que muchos de sus desarrolladores enseñan diseño de videojuegos. Gracias a Losswords, sus creadores esperan ayudar a que la gente que normalmente sólo juega a videojuegos se apasione por la literatura. Al mismo tiempo, también esperan conseguir el efecto contrario: que personas que nunca jugarían a un videojuego lo hagan.

El proyecto por ahora parece muy interesante. Habrá que ver si consigue la financiación que necesita, pero todo parece indicar que así será.

Todo sobre juegos

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?