Paneles solares, el futuro renovable

Es un hecho conocido el que los combustibles fósiles se acabarán agotando dentro de no mucho tiempo. Ya hay países en todo el mundo que están buscando investigar en nuevas fuentes de fuel, y lo más abundante es la energía solar. Ahora mismo muchos países y empresas están construyendo enormes granjas solares en áreas secas y áridas para acumular esta energía.

Sin embargo, una empresa japonesa está llevando este método a otro nivel. La Shimizu Corporation, una constructora nipona, ha propuesto hasta ahora el plan más ambicioso de todos: construir un cinturón solar alrededor del Ecuador de la Luna, que mide aproximadamente 11.000 kilómetros.

Este concepto, que se conoce como “Luna Ring” y que ha sido propuesto por la propia Shimizu, lo que quiere es construir es un anillo artificial alrededor de la luna. Técnicamente, se trataría de una granja solar que recolectaría energía en el satélite y después la desviaría de vuelta a la tierra.

¿Cómo funciona esta idea?

Según se recoge en TechWorm, la energía eléctrica generada en los cinturones solares se pasaría a los departamentos de transferencia cerca de la Luna. Después de eso, la energía eléctrica se convierte en láser y microondas para ser enviada a la tierra, donde de nuevo los rayos y la radiación pasarían a ser de nuevo electricidad en las plantas energéticas.

La faz de la luna se vería alterada por un anillo artificial tan grande como su EcuadorLa faz de la luna se vería alterada por un anillo artificial tan grande como su Ecuador

Para construir este anillo artificial, los materiales se transportarían a lo largo de la ruta del Ecuador lunar. Shimizu espera poder hacer una demostración piloto en 2020 y comenzar la construcción en 2035. La empresa también dijo que Luna Ring podía llegar a generar casi 13.000 terawatios de energía. Teniendo en cuenta que la capacidad de generación de Estados Unidos durante el verano asciende a los 1.050,9 gigawatios, es una cantidad muy impresionante. Si el proyecto tiene éxito el planeta entero podría beneficiarse de él.

Japón, que se vio terriblemente devastado por el accidente de Fukushima en 2011, está buscando activamente fuentes de energía alternativas, buscando cortar su dependencia de la energía nuclear. Palabras de los responsables del proyecto en Shimizu Corporation:

La energía solar no es contaminante y es prácticamente inagotable, además de ser la mejor fuente de energía verde que trae prosperidad a la naturaleza y también a nuestras vidas.

Por supuesto, este plan, como ya hemos comentado, podría suministrar energía limpia a millones de hogares. Aunque, como imaginamos, aparte de salvar el planeta y de hacerlo un lugar mejor, la prosperidad de los directivos de Shimizu también será económica —de poderse llevar a cabo sería un negociazo—.

Al poder industrial nipón habría que sumarle el energéticoAl poder industrial nipón habría que sumarle el energético

Mientras tanto, en España…

España sigue empecinada en funcionar al revés. El Gobierno, por alguna razón que sólo en sus esferas conocen, sigue prefiriendo que los españoles se abastezcan de formas menos verdes, y también más beneficiosas para terceros implicados. Nuestro país es el tercero en Europa con la factura de la luz más alta, con una media de 80 euros de consumo cada dos meses por abonado.

Muchas personas, hartas de los abusos permitidos a las empresas eléctricas, han encontrado en el autoconsumo a su mejor aliado. Con el nuevo impuesto al Sol se va a penalizar a estos usuarios, quizá por miedo a las represalias de los lobbies, quizá incompetencia por no saber cómo encarar la situación energética del autoconsumo.

Pues más o menos un poco de las dos cosas. No en vano, cuando Elon Musk —el jefazo de Tesla— ideó su batería para el hogar tres veces más barata y potente que las actuales, lanzó un torpedo al sector energético. Las empresas eléctricas se pusieron en pie de guerra contra esta iniciativa, por si acaso llegaba a salir de Estados Unidos —cosa que es poco probable que ocurra—, y el Gobierno se limitó a decirles que protegerían sus intereses mientras les daban un tierno beso en la frente.

El autoconsumo en España penaliza al usuarioEl autoconsumo en España penaliza al usuario

¿Cómo lo hicieron? Aprobando un gravamen que, según El Confidencial no es uno, sino dos, y que se estaría aplicando desde ya mismo. Vale la pena recordar que el excedente de consumo de quienes utilizan placas fotovoltaicas se vierte de nuevo a la red eléctrica, y después este excedente se retribuía a los que optan por el consumo de energía solar. Puede costar más cara a la hora de instalar lo necesario para aprovecharla, pero a la larga suponía muchos beneficios para quienes la emplean.

Volviendo al asunto del llamado impuesto al Sol, este gravamen tiene dos objetivos que combina dos decretos tributarios en uno, como ya mencionamos más arriba:

  • Por un lado, el autoconsumidor modesto no obtendrá contraprestación económica alguna por los excedentes vertidos en la red, debiéndolo hacer gratis.
  • Por otro lado, el abonado deberá pagar un canon fijo y otro transitorio sobre su propia energía autoconsumida con el fin teórico de compensar los gastos.

Este segundo objetivo es el que más perjudica al usuario, ya que incluye los cargos asociados a los costes del sistema descontando pérdidas, pagos por capacidad y otros supuestos servicios. El valor de estos pagos no lo fija el decreto, lo que deja a merced de las energéticas al abonado.

En cualquier caso, todo parece indicar que el próximo monopolio energético será japonés, y si no, veremos cómo se traduce toda esa energía solar generada por el Luna Ring capaz de abastecer a tantos millones de hogares. O ya puestos, cómo piensan almacenar todo el excedente que pueda producirse. Quedan muchas preguntas por responder, pero aún tiene que pasar tiempo para que lleguen las primeras aclaraciones.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?