Microsoft empieza a hacer limpieza en la Windows Store

Microsoft había prometido hacer limpieza en su tienda de aplicaciones para Windows para eliminar, al menos, una parte de las consideradas inútiles o las directamente engañosas. Un primer barrido ha retirado 1.500 aplicaciones y ha añadido reglas más estrictas.

El engaño como único objetivo

La Windows Store, como todas las tiendas de aplicaciones de las diferentes plataformas, contiene creaciones de poco interés. Durante demasiado tiempo, Microsoft ha hecho la vista gorda ante aplicaciones prácticamente vacías y contenedores web con mal funcionamiento, hasta el punto de que se podían encontrar falsas versiones de pago de aplicaciones tan importantes como Firefox, uTorrent, Minecraft, Picasa o Candy Crush Saga, entre muchas otras.

En parte, se puede atribuir esta mala gestión de la tienda a Microsoft ya que, en 2013, lanzó un programa que recompensaba a los desarrolladores de Windows 8 con 100 dólares por aplicación, con un límite de 2.000 dólares. Así, el cómputo global de aplicaciones aumentaba con más rapidez, pero la recompensa también se convertía en el único objetivo de muchos desarrolladores: la cantidad en detrimento de la calidad. Ahora, parece que el gigante ha reaccionado, ha empezado a enmendar su error y ya ha eliminado 1.500 aplicaciones sospechosas e incluso maliciosas.

Microsoft empieza a hacer limpieza en la Windows Store - imagen 2

Tres criterios a seguir

A partir de ahora, Microsoft incluye tres nuevos criterios para obtener el certificado de desarrollador de la Windows Store:

  • El nombre deberá ser específico en cuanto a las funciones de la aplicación.
  • El desarrollador deberá utilizar un icono original, adaptado a su desarrollo y que no pueda confundir al usuario.
  • La aplicación deberá estar alojada en la categoría correcta en cuanto a su uso.

De esta manera, se evitarán, por ejemplo, supuestos juegos que no son más que tutoriales y trucos, o licencias de pago falsas, que no tienen nada que ver con el desarrollador original.

Esta limpieza de la tienda es una acción importante. Microsoft afirma que sólo acaba de empezar e incita a los usuarios a participar y a avisar si una aplicación les causa problemas. Las condiciones ya son aplicables tanto para las nuevas solicitudes de ingreso en la Windows Store como para las aplicaciones ya presentes. La prueba que aporta Microsoft es la eliminación total de las 1.500 aplicaciones de desarrolladores reticentes al nuevo reglamento. Esperamos que no se trate sólo de un aviso y de que se siga cumpliendo el barrido: los usuarios de Windows merecen una Windows Store limpia, segura y completa.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?