Fortaleza construida en Minecraft

Como cualquier otra adicción, los juegos pueden trastornar el comportamiento de los niños más pequeños. Al parecer es lo que le sucedió a Louis, un niño de 7 años que sacó toda su violencia cuando su padre le instó a dejar de jugar a Minecraft.

Según se cuenta en News Limited, era la hora de la cena cuando Ryan Heffernan llamó a su hijo para que se sentara a la mesa. Louis le ignoró hasta 3 veces, por lo que su padre tuvo que acercarse y decirle que dejara de jugar. En ese momento el pequeño montó en cólera apretando la mandíbula, dando patadas a su padre e, incluso, intentando morderle. Louis le echó a su padre la típica mirada de "estás muerto para mí" mientras le gritaba:

¿No sabes que estaba construyendo una fortaleza?

¿Es realmente Minecraft culpable de esta situación?

Minecraft es un juego de tipo sandbox o mundo abierto en el que los usuarios pueden construir a su antojo todo tipo de entornos a base de cubos tridimensionales. Al mismo tiempo han de encargarse de recolectar recursos y enfrentarse a los peligros de la noche.

Minecraft es uno de los juegos de PC más vendidos de todos los tiempos.

Mojang, el estudio desarrollador del juego, anunció en febrero del año pasado que habían superado los 100 millones de usuarios registrados. A finales de 2014 alcanzaron los 17 millones de copias vendidas. Pero aparte de este incidente no se conocen casos similares al de Louis.

Sin embargo, Ryan Heffernan (que quedó muy perturbado con esta situación) en principio pensó que se trataba del iPad pero pronto comenzó a sospechar que era Minecraft lo que estaba cambiando a su hijo. Convencido de lo dañino que era este juego se puso a investigar en Internet sobre el mismo. ¡Cuál fue su sorpresa cuando todo lo que descubrió fueron bondades!

El origen del mal

Minecraft es un juego que potencia la creatividad de los niños y puede contribuir a su desarrollo mental favoreciendo el aprendizaje de habilidades que necesitarán en el mundo real. Como muestra del potencial que es capaz de desarrollar en los jugadores, he aquí las 5 mejores creaciones que se han construido en Minecraft:

Pero como sucedería en cualquier otro juego, los niños necesitan de la involucración de los mayores y también de cierto control parental. Para Ryan Heffernan había llegado el momento de tener una conversación con su hijo:

- Padre: "Louis, ¿sabes lo enfadado que te pusiste el otro día cuando te pedí que dejaras de jugar a Minecraft?"

- Hijo: "Sí, papá."

- Padre: "Bueno, y ¿te gusta sentirte de esta manera? ¿Enfadado?"

- Hijo: "No, papá."

- Padre: "Bueno, me preocupa  que fuera Minecraft lo que te hiciera sentir de esa manera. Pero no estoy seguro de ello, así que voy a dejarte jugar Minecraft otra vez hoy porque estás enfermo y si no sé que te aburrirás. Pero cuando te pida que lo dejes, no quiero que te enfades. Quiero que te quedes tranquilo y que aceptes que el tiempo de juego se ha acabado".

- Hijo: "Está bien papá. Lo intentaré."

El pequeño Louis estaba experimentando cierta adicción al juego que le hacía complicado controlar su comportamiento. Pero con la intervención experta de su padre fue capaz de enfrentarse a sus demonios. Ahora Louis juega como máximo una hora al día y parece que el problema está resuelto.

Esta historia real me gusta porque tiene un final feliz. Aunque no es tan divertida como el relato alternativo en clave de humor que ha imaginado la gente de Kotaku con mormones, hombres lobo y balas de plata.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?