Investigación en la UPV de Teraboard

Un equipo de la Universitat Politècnica de Valencia trabaja en Teraboard, un proyecto que intenta dar solución a los problemas de velocidad del tráfico de datos que se originarán en la red en los próximos años. El crecimiento exponencial del tráfico hace necesaria la búsqueda de nuevas tecnologías capaces de optimizar el rendimiento y funcionamiento de los centros de datos (data center), y con Teraboard se podría llegar a agilizar el tráfico hasta 20 veces. El Centro de Tecnología Nanofotónica de la UPV participa en el programa Horizonte 2020, financiado por la Unión Europea y coordinado por el Consorcio Nacional Interuniversitario para las Telecomunicaciones de Italia (CNIT).

Un centro de datos es una ubicación donde se procesa la información de una organización. Puede tratarse de una sala, varias o incluso todo un edificio en el que se guarda todo el equipamiento electrónico necesario para estas operaciones.

Teraboard, para un internet 20 veces más rápido

El volumen de información que se mueve entre servidores y su tamaño, crece exponencialmente, por lo que es una necesidad de futuro cambiar los sistemas que ahora rigen el intercambio de información entre ellos. Según Rubén Ortuño, uno de los responsables del proyecto en Valencia, para 2020 se espera un incremento del ancho de banda por un factor de 1.000. Con las placas de Teraboard, se espera que la velocidad de las conexiones entre servidores y centros de datos se optimice gracias a la capacidad de soportar terabits de tráfico agregado de los nuevos aparatos fotónicos de silicio.

Agilizará las comunicaciones redundando en una mejora del servicio prestado al usuario

Además de la velocidad, otro de los principales problemas de estos centros de datos es su elevado consumo energético, y Teraboard también mejorará este aspecto. El proyecto está enfocado al ahorro en el consumo energético y los costes. Reducirá la cantidad de hardware que ahora se necesita para las mismas tareas por lo que los equipos serán más económicos y además, esto bajará el gasto de energía. Se estima que hasta 10 veces menos de lo que ahora se consume, lo que convierte a Teraboard en una opción mucho más sostenible.

Para este proyecto, se han invertido 4,25 millones de euros y participan, además de la universidad valenciana otros organismos y empresas como el Consejo Nacional de Investigación italiano, Inphotec, Ericsson, STMicroelectrics, Alcatel-Lucent Italia o iMinds.

Quién se beneficiará de esta nueva tecnología

Tecnología fotónica de silicioTecnología fotónica de silicio
Conexión entre servidores hasta 20 veces más rápidas

El resultado se usará en centros de datos, servidores de internet, convergencia con las redes 5G y uso de supercomputadores. Los destinatarios por tanto, son los interesados en tener servidores más veloces y capaces, como empresas de telecomunicaciones o encargadas de centros de datos, pero sin duda todos los usuarios de la World Wide Web se beneficiarán de un servicio más competente, desde la experiencia en redes sociales como Facebook, a las consultas de correo, servicios en la nube o ver vídeos en servicios YouTube.

La tarea del NTC valenciano

Como explica Ortuño en el vídeo, el objetivo principal del proyecto es diseñar placas y dispositivos para mejorar la conexión entre servidores de internet. Desde Valencia, el Centro de Tecnología Nanofotónica de la UPV se encargará del diseño del dispositivo y del encapsulado final. Las tareas que llevará a cabo el equipo valenciano formado por tres especialistas consistirán en ensamblar los componentes. Para ello tienen un plazo: el trabajo en Teraboard dio comienzo el pasado mes de diciembre (2015) y continuará hasta finales de 2019.

Entrevista con Rubén Ortuño, miembro NTC de la UPV

Al respecto del proyecto Teraboard, hemos hablado con Rubén Ortuño, uno de los responsables en el Centro de Tecnología Nanofotónica de la UPV. Ortuño nos cuenta cómo nos afectará esta nueva tecnología y cuáles son las dificultades a las que se enfrenta esta investigación recién iniciada.

¿Cuánta gente trabaja en España en el proyecto?

Teraboard es un proyecto europeo formado por 10 socios, siendo el Centro de Tecnología Nanofotónica de la UPV el único grupo español que participa en el proyecto. El equipo de trabajo lo formamos 3 personas.

¿Cuál es la función de Teraboard?

El objetivo principal de Teraboard es desarrollar nuevos dispositivos fotónicos capaces de soportar el continuo aumento del tráfico de datos, el cual se prevé que aumente por un factor 1000 en los próximo 4 años, mejorando también su eficiencia al reducir tanto el coste como el consumo energético 10 veces respecto a los dispositivos disponibles en el mercado.

¿Qué va a suponer Teraboard para el público general?

El tráfico de datos crece exponencialmente por redes 5G, el Internet de las cosas, Cloud computing, Big Data

TERABOARD es una solución con múltiples escenarios de aplicación más allá de su funcionalidad como router óptico de gran velocidad en centro de datos, como por ejemplo, unidad de procesamiento de banda base en estaciones de radio 5G, o en computación de alto rendimiento. Esto es de suma importancia en un mundo donde el tráfico de datos crece exponencialmente empujado por las nuevas redes 5G, el Internet de las cosas donde cada vez hay un mayor número de dispositivos con conexión de datos, y los nuevos servicios ofrecidos como Cloud computing, Big Data o Social Media, que han dejado de ser una tecnología emergente para convertirse en una solución de red de gran aceptación y despliegue generalizado al ofrecer a los usuarios acceso ubicuo a los contenidos y servicios, en varios dispositivos. Por tanto su implementación en tales escenarios agilizará las comunicaciones redundando en una mejora del servicio prestado al usuario.  

Es un proyecto que abarcará cuatro años, ¿cuál es el mayor reto al que os enfrentáis?

El objetivo de desarrollar nuevos dispositivos fotónicos con una capacidad de ancho de banda del orden de decenas de Tb/s, 20 veces superior a las capacidades actuales, con una eficiencia 10 veces mejor respecto a las tecnologías actuales constituye un gran reto tecnológico.

Pero los conceptos innovadores no son suficientes para crear innovación: es fundamental poseer la capacidad para convertir estas ideas en tecnología tangible y comercializable. Y en Teraboard somos capaces de ello, ya que los miembros que formamos parte del consorcio tenemos una gran trayectoria en la innovación y la comercialización, y en tecnologías de vanguardia. Aspectos clave para producir avances en el campo y conducirlos a implementaciones prácticas.

¿Qué experiencia tenía el equipo de la UPV? ¿En qué otros proyectos había participado?

El área de Acoplo y Encapsulado comenzó su andadura en 2010 y desde entonces ha participado en múltiples proyectos de I+D tanto públicos como privados y colaborado con empresas tecnológicas (STMicroelectronics, Huawei, Caliopa, etc.). 

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?