Novena open laptop

¿Cómo se crea un ordenador bajo la filosofía open source? Pues muy lentamente. Esta semana hemos tenido conocimiento de un proyecto llamado Novena, un ordenador portátil totalmente abierto desarrollado por dos personas.

Estas dos personas publicaron ayer una actualización sobre su trabajo, en la que podemos leer que la idea es desarrollar un sistema utilizable que siga los principios open source, ya sea desde un punto de vista relacionado con la personalización, a otro relacionado con la electrónica, el firmware, el sistema operativo y las aplicaciones.

Todo esto convierte a Novena en un sistema ideal para conspiranoicos —con su exponente más famoso en Richard Stallman—, usuarios que están convencidos de que los controladores de código privativo esconden código malicioso. También está destinado a usuarios que están hartos de utilizar software inseguro creado por los fabricantes de los componentes de sus ordenadores.

Esta es la placa base en la que se apoya NovenaEsta es la placa base en la que se apoya Novena / Kosagi.com editada con licencia CC 3.0

También te puede interesar: Software, manías y gadgets de los paranoicos de la privacidad

La obra de dos ingenieros

Los responsables de todo este entramado son Andrew Huang y Sean Cross, dos ingenieros autónomos afincados en Singapur que construyeron su ordenador alrededor de un procesador de cuatro núcleos ARM Cortex-A9. Las especificaciones completas de la máquina pueden consultarse en este enlace.

Novena, una Raspberry Pi, pero gorda

Hasta el bisel de la pantalla se puede hackear, con Huang explicando que “cualquiera con acceso a una máquina de gama de entrada puede fabricar un bisel que se acomode a un LCD diferente, así como montar sensores adicionales (como una cámara o un micrófono) e incluso más botones”. De todo esto puedes ver un vídeo a continuación:

Huelga decir que Novena se ha financiado mediante un sistema de crowdfunding dado de alta en Crowd Supply hace 18 meses, y hace ya mucho que cumplieron con sus objetivos. Incluso se cumplieron los objetivos de financiación para los modelos más caros, cuyos precios están entre los 1.195 y los 5.000 dólares.

Hasta los drivers tienen que ser abiertos

La pareja de ingenieros se vio obligada a rechazar Red Hat y Ubuntu debido a que necesitan drivers black-box para la aceleración de la GPU para los gráficos más eye-candy, y optaron por un sistema totalmente libre —Debian GNU/Linux, en este caso— con el gestor de ventanas XFCE4.

Los responsables de Novena comentaron que esperan aprender bastante de la GPU para que puedan usar aceleración 3D y conseguir una experiencia satisfactoria que pueda igualar a la de cualquier ordenador portátil del mercado.

Este circuito gobierna la gestión de la batería de NovenaEste circuito gobierna la gestión de la batería de Novena / Kosagi.com editada con licencia CC 3.0

Tanto Huang como Cross quieren que los usuarios perciban Novena como una pieza de laboratorio, y resulta fascinante que se haya querido producir un sistema informático totalmente abierto desde cero. La placa usada para Novena ya se ha utilizado también en un proyecto relacionado con la criptografía, concretamente con la caja de firma criptográfica Cryptech.

Sin embargo, los responsables de Novena no son los únicos con un proyecto de estas características. Una startup llamada Pursim está haciendo algo similar con un ordenador portátil basado en la arquitectura x86, pero que al contrario que el proyecto del que trata este artículo se apoyará en controladores cerrados.

Novena es una de las ideas más interesantes de las que hemos tenido conocimiento en tiempos recientes. Esperamos que llegue a buen puerto y que se generalice la existencia de proyectos como este.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?