Esta camiseta y esta falda han sido creadas con Electroloom

La primera impresora 3D textil está a punto de alcanzar la financiación necesaria en Kickstarter. Este proyecto, denominado Electroloom, ya ha reunido más de 45.000 dólares de los 50.000 dólares que son necesarios para su puesta en marcha. Sus fundadores nos cuentan de qué va el asunto en el siguiente vídeo:

Democratizando la moda

¿Te imaginas tener en tu casa una fábrica de ropa en la que crear tus propios diseños a medida? Ese es el objetivo a conseguir con Electroloom, cuyos desarrolladores han inventado una tecnología sorprendente capaz de fabricar telas sin conocimientos de costura.

Las prendas que se puede obtener son muy variadas: camisetas, gorros, vestidos, faldas… Están realizadas en una mezcla de poliéster y algodón en color blanco (aunque ya se ha conseguido imprimir telas en color azul y amarillo) y son flexibles y ligeras. Pero lo más sorprendente de estas prendas sin costuras no reside en los productos en sí mismos sino en la tecnología que se ha usado para recrearlos.

Tejiendo con la ayuda de campos eléctricos

El proceso de fabricación de los productos textiles en Electroloom es muy curioso. Se basa en el denominado electrospinning o electrohilado que permite obtener nanofibras a partir de la aplicación de un campo eléctrico. En resumen, el método de fabricación al que se ha llamado Field Guided Fabrication (FGF) consta de los siguientes pasos:

  1. En primer lugar se realiza el diseño de la prenda con un software de diseño gráfico como Illustrator.
  2. Luego se crea el molde 3D y se introduce dentro de Electroloom en una especie de caja.
  3. Por último, se aplica un campo eléctrico durante varias horas de forma que el líquido se va "tejiendo" en forma de fibras sólidas, adhiriéndose a las paredes del molde.

La siguiente imagen ilustra todo el proceso:

Proceso de fabricación de prendas de ropa con ElectroloomProceso de fabricación de prendas de ropa con Electroloom

La tecnología usada por Electroloom para crear prendas de ropa me parece fascinante. Desde luego es uno de los proyectos de Kickstarter más originales que he visto en los últimos tiempos. Aunque, pongamos las cosas en su sitio. Aún le queda un largo camino por delante.

Conseguir prendas lavables, producir una mayor variedad de materiales, mejorar la gama cromática, reducir los tiempos de fabricación y, sobre todo, los costes de producción serán algunos de los obstáculos a superar si Electroloom quiere convertirse en el futuro modelo de fabricación de la industria textil.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?