Captura de pantalla de la app Vidoes

Laptops de juguete, videoconsolas, tabletas infantiles, smart toys, teléfonos inteligentes para niños…Que las generaciones nacidas en el siglo XXI están creciendo en un mundo digital y que la tecnología forma parte de su día a día es una realidad innegable. Sin embargo, el uso de los nuevos dispositivos por parte de los menores lleva aparejados cambios no solo de su vida social y educación, sino también legislativos y éticos, pues resulta necesaria una adecuada regulación de los contenidos a los que tiene acceso y fomenta una especialización –además, los menores constituyen un público ideal para las marcas-.

Captura de pantalla de la app Kids 2 VideoCaptura de pantalla de la app Kids 2 Video

Y precisamente en torno a esta cuestión gira una de las últimas iniciativas de YouTube, su próximo canal y app YouTube Kids, un servicio a la vuelta de la esquina (se estrenará el próximo 23 de febrero) contará con una interfaz pensada para los “peques” e incluirá controles parentales. Pero ¿tan original es su idea? El mercado actual, de hecho, nos ofrece varias alternativas que evidencian que, por supuesto, existe vida más allá de su propuesta.

Captura de pantalla de Vine KidsCaptura de pantalla de Vine Kids

Vine Kids, por ejemplo, es una de ellas. Se trata de una plataforma de vídeos cortos propiedad de Twitter recién aterrizada y solo disponible, de momento, para iOS. Uno de sus principales atractivos para su target (público objetivo) es que, para usarla, no resulta necesario saber leer. 

Vidoes para niños, por su parte, posee una biblioteca de vídeos para niños que supera los 30 mil clips organizados por distintos canales y permite establecer una “edad sensible”. Los encontrarás hasta en 12 idiomas distintos.

Kids Tube-Childrens Videos resulta muy similar, aunque se encuentra enfocado no solamente al ocio sino al aprendizaje y dispone de categorías tan diferentes como “tiempo de reposo”, “ocio” y “alfabeto”.

Hometube, tal vez algo desactualizada pero bastante efectiva, permite hasta sustituir la pantalla de inicio del correspondiente dispositivo por la de la aplicación. Funciona con los contenidos de Youtube. Eso sí, no es única en su especie, pues otras como Kids Tube, Kids Movie Kids TV, Happy Kids TUBE , Kids Tube Video Player, Mytube Kids Lite, Kids 2 video (coreana), y Kid Video Player For Youtube se basan en la misma base de datos.

Captura de pantalla de la app Kids TubeCaptura de pantalla de la app Kids Tube

Line, incluso, llegó a anunciar a finales de marzo del año pasado que se encontraba preparando una app de vídeos en streaming para los benjamines de la casa muy similar a Netflix –o sea, que no tendrá un sitio en la red-. Se llamará Line Kids Doga y, según la firma española, en la programación se incluirán episodios del clásico Doraemon, de Thomas and his friends, Pokémon y otros dibujos animados. Las previsiones apuntan que los primeros en disfrutarlo serán los japoneses, en concreto los que tengan un móvil con iOS, aunque se espera también –un poco mas tarde- una versión de la aplicación para Android. Su salida al mercado está prevista para esta misma primavera.

Obviamente y desde hace algunos años más, existen portales especializados como Videos para Niños e Infantil Videoclips, entre otros muchos, que cumplen funciones similares.

Captura de pantalla de la app KidsTube VideoplayerCaptura de pantalla de la app KidsTube Videoplayer

Al margen de los citados ejemplos, no podemos dejar de recordaros que la exposición de los niños a la tecnología, sobre todo en edades muy tempranas, ha de ser moderada y estar supervisada por el correspondiente tutor, que deberá brindar al pequeño los recursos necesarios para que las emplee de un modo coherente y apropiado (esto no quiere decir que lo coarte ni controle). Como decía el activista y editor francés Pierre Bergé “educar a un niño es esencialmente enseñarle a prescindir de nosotros”.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?