Juego del poker

El póker online es uno de los negocios más jugosos de Internet siendo mucho el dinero que mueve por tanto, no era de extrañar que los desarrolladores de malware pusieran sus ojos sobre él. Odlanor es el nombre del troyano que hace trampa en el poker tal y como informa Robert Lipovsky, investigador de la firma de seguridad ESET.

Trampas en el poker online

Se trata de un malware que afecta a jugadores de sitios tan populares como Full Tilt Poker y PokerStars, programado para hacer capturas de pantalla durante el juego de la víctima y enviarlas al atacante. Éste luego localiza la mesa en la que juega la máquina infectada por lo que puede entrar a jugar con la ventaja de conocer en todo momento las cartas de su adversario.

Localizar a otro jugador es sencillo puesto que estos sitios permiten encontrar a otros usuarios de las plataformas mediante su ID.

La manera con la que Win32/Spy.Odlanor infecta un ordenador es similar a la de otros troyanos, instalándose con software procedente de fuentes no fiables. En algunos de los casos analizados se ha detectado que este malware se ha instalado a través de programas relacionados con juegos de poker como Tournament Shark, Poker Office o Poker Calculator Pro.

El caso de Odlanor tal y como indica Lipovsky es excepcional porque a pesar de existir un número inmenso de troyanos diferentes destinados a robar datos de las víctimas, pocos funcionan de la manera en la quie lo hace éste: diseñado para atacar de manera específica a jugadores de póker en línea.

Aunque la mayor parte de detecciones del troyano provienen de Europa del Este, según ESET supone un riesgo potencial para cualquier jugador de póker.

Evite a personas con dientes de oro que quieran jugar a las cartas (George Carlin).

Una víctima muy apetecible para la ciberdelincuencia

Como en tantos otros modelos de negocio, Internet ha cambiado el negocio del poker. Los métodos clásicos para jugar a este juego como casinos o salones se han convertido en menos atractivos para muchos jugadores, especialmente los novatos, puesto que ya no necesitan desplazarse a ubicaciones a menudo muy dispersas. Mantener un salón  o una mesa de póquer en un casino también suele ser caro debido a los pocos beneficios respecto a lo que se puede obtener con otros juegos.

El mantenimiento de un sitio de poker online es por razones obvias muchos más barato (no se necesita el espacio y las páginas pueden tributar en países más atractivos fiscalmente hablando) y permite a los usuarios entrar en el juego apostando cantidades muy bajas. A su vez estos no tienen que enfrentarse de manera pública al estigma del jugador.

Es un negocio en el que diversas estimaciones apuntan a que durante 2015 moverá en torno a 28.000 millones de euros. Con gran cantidad de jugadores jugando desde sus casas y las potenciales y explotables brechas de seguridad en sus equipos, se convierte en un nicho de negocio muy apetecible para la ciberdelincuencia.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?