Juegos Olímpicos con sangre

Qué aburrido es un verano sin Juegos Olímpicos, Eurocopa de fútbol o Mundiales debieron pensar en el Comité Olímpico Europeo. Entonces dijeron: Oye, ¿por qué no nos sacamos de la manga unos Juegos Olímpicos Europeos?. Y como todos sus miembros querían ir de viaje y comer muchos canapés decidieron organizarlos.

Evidentemente las líneas anteriores están basadas en la malpensada y calenturienta imaginación del que les escribe y hay que tomárselas como lo que son: una chuminada ficticia. Lo que ya no es tan chuminada y mucho menos ficticio es el hecho de conceder la organización de dichos juegos a la capital de Azerbaiyán, Bakú. En este país de economía emergente, algunos de los derechos humanos más fundamentales brillan por su ausencia pero no ha sido óbice para montar allí este tinglado.

Un videojuego online dramáticamente guasón

Real Baku 2015 es un juego que denuncia a través de los Juegos Europeos, que comenzaron el pasado 12 de junio, la situación política y social de la antigua república soviética localizada en el Cáucaso. Y lo hace como más nos gusta: con humor y con gráficos retro de 8 bits.

En este minijuego online el jugador participa en las pruebas deportivas sin salir de su minúscula prisión. En concreto son cinco deportes entre los que puede elegir: los 100 metros lisos de celda de prisión, salto de altura sobre el catre, natación en lavabo, boxeo contra tu sombra y lanzamiento de bola de papel.

Y hablamos de humor y no de humor por el tinte surrealista y gracioso que puede tener una competición olímpica contra uno mismo y en una celda... pero realmente es dramático porque lo que se está manifestando es la situación real de azerbaiyanos detenidos por denunciar medidas represivas contra la sociedad civil. No lo decimos nosotros, sino que lo dice la Federación Internacional de Derechos Humanos que agrupa a 178 organizaciones de todo el mundo y que luchan por su defensa. Esta federación es además la responsable del desarrollo del juego.

También te puede interesar: 8 elegantes bits para jugar a ser Jack Torrance en El Resplandor

En el juego puedes escoger entre tres atletas diferentes: periodista, activista y abogado. Son tres figuras clave en cualquier sociedad para promover y defender la aplicación de leyes que respeten la integridad moral y jurídica de cualquier ciudadano. Son precisamente estos tres perfiles los más numerosos entre los presos políticos del país. Sin embargo no podemos olvidarnos de otros colectivos también tristemente representados en sus prisiones como minorías religiosas y sexuales u objetores de conciencia.

El juego ha sido desarrollado por la empresa francesa BABEL y detrás de él se encuentra Pippin Barr, que es también responsable de la adaptación de El resplandor que ya os mostramos en Malavida. Está disponible en inglés, francés y ruso. Eso sí, no funciona demasiado bien jugando en un móvil.

bixentro editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?