Gato en una caja sobre espuma de embalaje

Un grupo de investigadores de la Universidad Purdue en Indiana ha conseguido generar electrodos de carbono de alto rendimiento que superan a los electrodos de grafito actuales para su uso en baterías de litio con espuma de embalaje convencional, cosa que podría suponer una revolución en el mundo del reciclado.

Mejora tecnológica y reciclado: todo son ventajas

Estos investigadores quedaron invadidos de este material tras reconfigurar su nuevo laboratorio y decidieron hacer algo útil con él. Resulta que la espuma de embalaje es un material perfecto para la protección de todo tipo de envíos pero se recicla únicamente el 10% ya que es difícil de deshacer y de transportar. En consecuencia, suele terminar en vertederos, donde permanece intacto durante años contaminando el ecosistema y poniendo en peligro a animales y plantas.

El proceso es barato, ambientalmente benigno y potencialmente práctico para la fabricación a gran escala.

Los profesores Vilas Pol y Vinodkumar Etacheri han demostrado que se pueden conseguir nanopartículas de carbono y ánodos microlámina del poliestireno al someter esta espuma de embalaje a un proceso de calentamiento entre 500 y 900ºC. A diferencia del grafito utilizado en la mayoría de baterías de litio actuales, el carbono que se genera tras este proceso permitiría fabricar baterías de una vida más larga y una carga mucho más rápida.

Los análisis microscópicos y espectroscópicos demostraron que las microestructuras y morfologías responsables de un mejor rendimiento electroquímico se conservan después de muchos ciclos de carga y descarga.

En un futuro, podrías recibir un paquete al comprar un smartphone de carga rápida y enviar de vuelta la espuma de embalaje para continuar con un proceso de reciclado barato, simple y fácil de aplicar a gran escala.

Fuente | Phys Org

Alan editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?