Quedarse dormido al volante es peligroso, esté parado o no el vehículo

Durante los últimos años hemos sido testigos de un aumento en el uso de tecnologías de reconocimiento facial para temas de seguridad internacional (en aeropuertos o calles específicas de las grandes capitales). La policía y los diversos Gobiernos disponen de esta herramienta para poder buscar a ciertas personas comparando sus rostros con una enorme base de datos. Las polémicas en torno al uso de esta tecnología son constantes. Nos viene a la mente la seguridad que puede aportar, pero también el peligroso control a los ciudadanos que los estados ejercen con ella. La realidad es que su utilización se está convirtiendo en algo común en muchos ámbitos.

Su último uso sigue teniendo como prioridad la prevención de riesgos, pero se aleja de la caza al terrorista a la que nos hemos acostumbrado últimamente. Caterpillar, la mayor empresa de maquinaria pesada para construcción y minería del mundo, va a utilizar esta tecnología para evitar accidentes. Sus empleados están vigilados para que en el caso de quedarse dormidos al volante de camiones o buldozers este software les avise, puedan parar su jornada y descansar.

Maquinaria pesada de CaterpillarMaquinaria pesada de Caterpillar / [Lee Contracting] editada con licencia CC 2.0

Los conductores de maquinaria pesada corren un peligro mayor que cualquier usuario de coches comerciales, ya que sus vehículos son más pesados y realizan labores de mayor dificultad. La concentración de los conductores profesionales de Caterpillar, y de cualquier otra empresa de maquinaria pesada, es vital para el buen funcionamiento de su trabajo. Por ello, la sección de Servicios de Seguridad de esta corporación estadounidense se ha unido a la empresa tecnológica Seeing Machines para crear e instalar el software de detección de fatiga en toda la flota de camiones mineros que tienen en todo el mundo, casi 40.000. Actualmente se están realizando las pruebas de esta tecnología en unos 5.000. Desde que la compañía empezó a grabar los eventos de fatiga se han registrado 600 casos de somnolencia, un 80% menos que en años anteriores. El software está surtiendo efecto.

Gran Hermano en cabina

Seeing Machines proporciona monitores equipados con tecnología de reconocimiento facial que leerá perfectamente la posición de la cabeza y el cierre de ojos de los conductores. Además, estarán monitorizados constantemente para asegurar el correcto pilotaje de los camiones. Los aparatos que buscan signos de cansancio y de sueño avisarán con alarmas dentro del camión. Estos avisos se componen de señales auditivas y visuales que despertarán el conductor y, además, enviarán un clip de vídeo a la sede de Caterpillar en Illinois.

Más tarde, un empleado del servicio contra el sueño se pondría en contacto por radio con el operador y el responsable de las obras que se estén realizando. Este sistema lucharía contra los momentos breves e involuntarios en los que un trabajador pierde la consciencia, tiempo suficiente para aumentar considerablemente las probabilidades de tener un accidente.

El tamaño y peligrosidad de estas máquinas es evidenteEl tamaño y peligrosidad de estas máquinas es evidente / [Caterpillar Tinaja Hills Demonstration & Learning Center] editada con licencia CC 2.0

El programa de Seeing Machines tendría una licencia de cuatro años para Caterpillar, siendo el proveedor exclusivo  de esta tecnología en la industria de la maquinaria pesada y minera. Desde la división contra la fatiga de Caterpillar se reporta que es usual caer en estos efectos de fatiga. Sus trabajadores realizan turnos de trabajos, independientemente del momento del día. Estos trabajos que varían entre las 8 horas y las 12 horas de conducción alteran el ritmo circadiano de los trabajadores, de ahí lo necesario de esta herramienta.

Pese a que en la actualidad tan sólo se encuentra en camiones y buldócer especializados en la industria de la construcción, el software antifatiga por reconocimiento facial acabará llegando a la industria automovilística. Seeing Machines indica que ya tiene acuerdos con marcas de coches de consumo y asegura que es cuestión de tiempo la implantación del monitoreo facial. Por ahora seguirá siendo una exclusiva de al menos cinco años con Caterpillar, pero podremos utilizar el reconocimiento facial en nuestros coches próximamente, una tecnología superior a la que hoy en día se utiliza en la industria del automóvil.

La tecnología antisueño actual en vehículos a la venta

Los coches que ya están circulando poseen diferentes instrumentos de control y prevención del sueño pero no existe una unificación de métodos. Así, cada marca tiene su propio sistema de control (en el caso de ofrecerlo en sus modelos). Volvo, por ejemplo, posee el sistema Driver Alert Control, un software que monitorea el comportamiento del coche. Delimita directrices como su movimiento al pisar las líneas continuas ya sea con el ordenador de a bordo como con una cámara situada en el retrovisor. Otras marcas como Citroen, Lexus o Mercedes también incorporan programas propios que siguen el movimiento de coche. BMW sí cuenta con un sistema que puede registrar la frecuencia y velocidad del parpadeo del conductor, pero no utiliza software de reconocimiento. Es por ello que la tecnología de Seeing Machines para Caterpillar es tan novedosa, pues no graba los comportamientos del medio de transporte y sí del conductor, por lo que mejora notablemente su velocidad de actuación en caso de alerta de somnolencia.

Medida de seguridad en educación

El reconocimiento facial se está extendiendo entre empresas en los últimos años. La educación también posee esta tecnología para controlar el acceso de los centros, ya sea para los alumnos como para el profesorado. El terminal biométrico facial FaceID se instala en la entrada de los colegios o institutos y reconoce el rostro de las personas que van entrando, anotando sus horarios de llegada y salida. Son una ayuda para el control de los integrantes del centro educativo, llevando la cuenta de faltas a clase o impuntualidades.

Reconocimiento facial en nuestro día a díaReconocimiento facial en nuestro día a día / [tua ulamac] editada con licencia CC 2.0

Entre las ventajas de este tipo de control destaca el acceso rápido de cada persona, tan sólo hace falta mirar la cámara unos segundos, sin poner código numérico. También llama la atención la higiene, pues no se toca nada. ¿Qué pasa cuando alguien no registrado quiere entrar? Pues una alarma avisará a los responsables de seguridad. Control total de las personas, puede gustar o no, pero es algo que viene explícito en cada mejora de reconocimiento facial. Es algo de lo que podemos ir acostumbrándonos.

Hospitales y pequeñas empresas

No solamente se está aplicando en educación. El sistema de reconocimiento facial también se está extendiendo en hospitales. La higiene, antes mencionada, resulta primordial en estaciones de trabajo sanitarias. Existen identificadores biométricos faciales en 3D que reconocen a los trabajadores, permitiéndoles entrar y salir de distintas áreas del hospital sin tocar los paneles de acceso mediante huella dactilar. Se venden como tecnologías básicas para el buen funcionamiento de un hospital, (los profesionales llevan guantes normalmente, y ofrecer la huella dactilar suele ser un problema).

El reconocimiento facial en hospitales mejora la higiene de manera notableEl reconocimiento facial en hospitales mejora la higiene de manera notable

Por otra parte, también se emplea en negocios como restaurantes (para el control de acceso y tardanza, como en los colegios) o joyerías. Es especialmente útil en éstas últimas, donde se muestran objetos de gran valor. En caso de atraco, los empleados podrían abrir la vitrina generando conscientemente un error que provoca el retardo en su apertura, enviando al instante un aviso a la policía.

Gafas para Río 2016

Como tantos inventos, el reconocimiento facial se creó para mejorar en términos de seguridad la localización de personas sospechosas y delincuentes. Sus aplicaciones en el día a día se extienden, pero son las utilizadas por los Gobiernos y fuerzas de seguridad las más avanzadas en la actualidad. Tan sólo hay que recordar el caso de la recopilación ilegal de rostros en una base de datos del FBI o la utilización de esta tecnología por la policía inglesa para cazar a alborotadores en las Olimpiadas de Londres en 2012.

Actualmente, los gadgets con este software se hacen comunes para el cuerpo policial de distintos países. Parte de la policía militar brasileña se equipa con gafas con un sistema de reconocimiento facial desde antes del Mundial del 2014. Este dispositivo permite identificar a delincuentes fichados entre multitudes, algo que nos acostumbraremos a ver también en los próximos Juegos Olímpicos. Captura 400 rostros por segundo con 46.000 puntos biométricos distintivos en cada uno de ellos. Cada cara se envía a un servidor donde se compara con una base de datos de más de 13 millones de sospechosos. Parece ciencia ficción, pero es real. Y está pasando. Puede que la distopía de 1984 no esté tan lejos.

[Todd McCann] editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?