Series Pepito, arrestada. ¿Fin de la descarga y el streaming gratis? - imagen 2

La noticia ha cogido por sorpresa a muchos usuarios asiduos a estas dos páginas. Caídas desde hace horas, se ha sabido que los administradores de las dos webs están arrestados por la Policía Nacional. El Gobierno está cargando duramente contra este tipo de servicios, algo que ya vimos con anterioridad en Películas Yonkis y Series Yonkis. Tras la posible muerte definitiva de los dos “pepitos” podemos estar ante el inicio del fin para las páginas de visionado streaming y descarga.

La historia de Series Pepito

Pese a que estas páginas llevan activas más de tres años, no ha sido hasta marzo de este año, coincidiendo con el cierre definitivo de Series Yonkis, que ha visto como sus visitas mensuales aumentaban de manera brutal. Se calcula que Series Pepito manejaba cifras de alrededor de 193.000 usuarios únicos al día y cerca del millón y medio al mes, mientras que Películas Pepito reunía a casi un millón al mes. De esta manera se explica cómo los mismos usuarios que habitualmente accedían a Yonkis se pasaron a Pepito, algo que probablemente pase ahora con una tercera página web.

Tenían 2,5 millones de visitas únicas al mes

Series y Películas Pepito han sido cerradas por mandamiento judicial tras generar unos beneficios estimados de 1.100.000 euros, según asegura la Policía Nacional. La detención de los dos administradores ha culminado con el registro de sus domicilios en Madrid y Alicante, donde se ha incautado una tableta, un router, cuatro pendrives, dos discos duros y tres ordenadores. La Ley de la Reforma de la Propiedad Intelectual ha sido, sin duda, el detonante de las detenciones de estas páginas, por ahora el Gobierno mantiene un cauteloso silencio. Recordemos que las multas pueden llegar hasta los 300.000 euros y seis años de cárcel.

¿El fin de las descargas por Internet? ¿Qué pasa con el P2P?

En el mismo año han caído las dos páginas web más importantes de nuestro país. Por una parte Series Yonkis y por otra Series Pepito. Existen todavía otras que siguen operando, pero el modus operandi parece claro. A falta de tener un reglamento conciso al respecto, parece que el intercambio de archivos P2P es el único que sobrevive a este tipo de detenciones y multas. Megaupload fue el pionero y el caso más sonado, pero a la página de Dotcom le siguieron otras. ¿Qué pasos seguirán las fuerzas de seguridad? ¿Se eliminarán todas las descargas de ocio y cultura de la web? Parece que, por lo menos en páginas con grandes beneficios, sí.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?