Escudo de la CIA

Los documentos filtrados por Edward Snowden siguen dando que hablar. La última noticia tiene que ver con cómo la CIA ha estado hackeando la encriptación de seguridad de iOS desde 2006.

Así informa The Intercept, que indica que la manera de hacerlo de la inteligencia estadounidense habría sido desarrollando una versión modificada de Xcode con una posterior distrivbución de la misma, la herramienta de desarrollo de Apple que ha servido para programar el sistema operativo de los iPhone y iPad.

Cómo la NSA ha pirateado millones de tarjetas SIM

Xcode by the CIA

Esta versión alternativa crearía puertas traseras en las aplicaciones desarrolladas con Xcode que se aprovecharían para espiar. La cuestión no es baladí dado que esta herramienta es la que usan miles de desarrolladores para crear las aplicaciones que luego se venden en la App Store.

El objetivo final es conseguir formas menos invasivas y más discretas de penetrar en los sistemas operativos y espiar a los usuarios. Otras empresas, como Microsoft, también podrían haber sido el objetivo de estas estrategias de espionaje.

La cuestión es que estas puertas traseras pueden ser utilizadas por la CIA, NSA u otras agencias dedicadas al espionaje, pero también por aquellos que quieran apropiarse de contraseñas o de información de cuentas de usuario.

Pero la labor de la CIA, como podíamos esperar, no se ha frenado en iOS. OS X también ha sido objetivo de estos trabajos de espionaje ya que según describe el informe, se habría modificado con éxito el actualizador del sistema operativo de los Mac.

Las tácticas a desarrollar y logros se presentaban en las reuniones anuales llamadas Jamboree. A las que hacen referencia las filtraciones pertenecerían a la edición de 2012, y que tuvo lugar en las instalaciones de la empresa de tecnología aeroespacial y militar Lockheed Martin.

Estados Unidos y las críticas a China

A todo esto, llama la atención (bueno, en realidad no) que el gobierno de Estados Unidos haya criticado públicamente al de China por forzar a las empresas de seguridad a instalar puertas de seguridad en sus dispositivos que puedan ser aprovechadas por el propio gobierno.

Lo cierto es que, por un lado, China ha seguido el ejemplo de Estados Unidos y además de forma oficial, anunciándolo. Por el otro, empresas como Apple han claudicado en aras de sus ventas (el mercado chino es importantísimo para Apple) y han aparcado su determinación en la lucha a favor de la privacidad del usuario que dicen librar en América y Europa.

¿Y qué dicen Apple y la CIA?

Bueno, que la CIA no se pronuncie al respecto puede ser lo que cualquiera puede esperar. Por su parte Apple también guarda silencio, lo que se puede interpretar como que en la empresa se sabía de estas estrategias de espionaje, que sería muy grave, o que no tenían ni la menor idea de lo ocurrido (que no es lo mismo pero el resultado reviste la misma gravedad).

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?