Slave Trade, el juego que está creando gran revuelo en Internet

Una empresa danesa que desarrolla videojuegos se ha visto obligado a suprimir una parte de su juego History 2: Slave Trade por las fuertes presiones recibidas al no considerarse apropiado para niños una pequeña sección del mismo en el que los jugadores tenían que intentar encajar esclavos como si fueran piezas de Tetris.

Pongámonos en situación. En 2013, el estudio de videojuegos Serious Games lanzó el juego History 2: Slave Trade, disponible tanto para Windows como para Mac, un título educativo orientado a niños en el que el jugador viajaba al pasado para conocer de primera mano los horrores de la esclavitud. El gamer tomaba el papel de un joven miembro de la tripulación de un barco de esclavos que debía cruzar el Océano Atlántico y servir de mano derecha del Capitán, pero las cosas se tuercen cuando es la propia hermana del protagonista la que ha sido secuestrada para ser vendida como esclava.

Hasta aquí todo bien. El juego ha logrado disfrutar de una vida más o menos tranquila durante sus dos años de vida. Pero el lunes la compañía anunció un 25% de descuento para la adquisición del juego a través de Steam. Como suele ocurrir en estos casos, una promoción como esta incrementa las descargas y la visibilidad del juego, y con un mayor número de usuarios probando el producto, llegaron las primeras críticas y polémicas.

Slave Tetris, un polémico minijuego de 15 segundos

El problema es que a lo largo de las dos horas de gameplay del juego hay una secuencia de apenas 15 segundos en la que el jugador, para poder meter a todos los esclavos en el barco, debe intentar encajarlos como piezas de Tetris, lo que ha despertado la ira de muchos usuarios de Twitter.

El CEO de Serious Games, Simon Egenfeldt, se ha defendido de las acusaciones de insensibilidad y de lucrarse a costa de la miseria de los esclavos, contestando a los detractores que se trata de un juego educativo que enseña cómo eran las cosas de verdad, y que el estudio siempre ha lanzado juegos de esta índole, incluyendo títulos sobre el conflicto palestino-israelí, nazismo, corrupción y la explotación laboral.

Aun así, ayer lunes el estudio no tuvo más remedio que eliminar la polémica escena del juego debido a la fuerte controversia generada, aunque sigue sosteniendo que el revuelo creado se debe a que la gente no alcanza a comprender que se trata de un juego que intenta educar sobre una de las épocas más negras de la historia y que, efectivamente, los esclavos transportados al continente americano lo hacían en las peores condiciones posibles, encajados como si fueran piezas de Tetris.

Slave Tetris ha sido eliminado al ser percibido como extremadamente insensible para algunas personas. Este hecho ha ensombrecido el objetivo educativo del juego. Pedimos disculpas a las personas que se hayan sentido ofendidas por usar la mecánica del juego para subrayar lo inhumano que es la esclavitud humana. Nuestro objetivo era ilustrar y educar a las personas, no que se desviara la atención hacia una pequeña parte del juego de tan solo 15 segundos.

Por lo menos, Simon Egenfeldt se ha tomado con humor la controversia suscitada y, como bien apunta Buzzfeed, ha prometido en Twitter que su próximo juego intentará no herir la sensibilidad de nadie, bromeando con que posiblemente será un juego de disparos de matar a gente, de esos que no suelen horrorizar a nadie. Lo que está claro es que habrá más juegos, con la publicidad recibida, nadie duda de ello. 

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?