Solu sobre una mesa

En el actual contexto de la informática doméstica los dispositivos móviles hace tiempo que tomaron la delantera frente a los tradicionales PCs. Estos, cada vez más, están relegados a un papel secundario dejando que teléfonos y tabletas sean los protagonistas del día a día de cualquier usuario.

Por tanto no son pocos los intentos que se han llevado a cabo por reinventar el papel del ordenador tradicional. Los hay de todos tipos, pero pocos son tan curiosos y llamativos como el proyecto del equipo del finlandés Kristoffer Lawson bautizado como Solu y que parte de la obsesión de éste sobre lo poco que los ordenadores han evolucionado en las últimas dos décadas

Un PC basado en el potencial de la nube

La peculiaridad de Solu frente a los ordenadores de toda la vida es que depende por completo de la nube. Esto en sí mismo no es una novedad: disponemos de diferentes sistemas que se sirven de servidores online. La novedad radica en que es también su configuración la que se almacenan en ellos.

Puede funcionar como dispositivo independiente, ya que su diseño incluye una pantalla táctil con resolución de 1.440x1.440. Sin embargo puede conectarse con periféricos como monitores, ratones o teclados. En este vídeo podemos ver su presentación el pasado 15 de octubre y una demostración de su funcionamiento.

Pantalla 1.440x.1.440 450 ppp.
Procesador Quad-core ARM NVIDIA 2,3 GHz
Gráficos NVIDIA Kepler
Memoria RAM 4GB LPDDR3
Memoria Interna 32GB
Batería 1.200 mAh
Dimensiones 102mm. x 102mm. x 13mm.
Pantalla externa Soporta hasta monitores 4K

Repensando el concepto ordenador

Como decíamos antes, éste es un intento de readaptar el PC a los nuevos tiempos. Es por eso que se ha intentado diseñar un ordenador con una interfaz de usuario intuitiva, más relacionado con tablets y smartphones que con la que cuentan los tradicionales sistemas de escritorio.

La interacción con Solu está próxima a la de los dispositivos móvilesLa interacción con Solu está próxima a la de los dispositivos móviles

Para conseguirlo se ha implementado un sistema operativo específico basado en Linux, el Solu OS, que utiliza la nube como principal punto de apoyo. Esta característica le capacita para el desarrollo de proyectos colaborativos así como también acaba con el típico mantenimiento, backups, instalaciones y demás.

¿La desventaja? Bueno, pues que aunque nos aseguren que los datos están encriptados y bien protegidos ya sabemos que siempre hay un riesgo de fuga de estos.

Fin a la gestión de archivos

Pero posiblemente el principal aspecto por el que poner nuestros ojos sobre Solu lo encontremos en el software. Es aquí donde podemos pensar que estamos ante un ordenador como no habíamos visto antes. No hay gestión de archivos porque no hay carpetas que ver. Nos encontramos con un mapa conceptual, donde los proyectos e ideas del usuario están agrupados en racimos de burbujas. La intención ha sido la de conseguir una mayor atención sobre cada uno de ellos y eliminar distracciones.

Las carpetas desaparecen dejando paso a Las carpetas desaparecen dejando paso a "mapas conceptuales" de archivos

Por otro lado, en vez de recurrir a la descarga y actualización de software, ofrece una solución diferente: la suscripción. La cantidad no está decidida aún (aunque a sus responsables les gustaría que estuviese en torno a los 20$ mensuales) pero permitiría el acceso a todos los programas y aplicaciones que se necesiten. Es decir, una tarifa plana de software.

Proyecto en financiación

Solu se encuentra en fase de financiación a través de ese gran vivero de proyectos e ideas que es Kickstarter. En función del dinero aportado para el patrocinio en Solu ofrecen diferentes productos, desde el más básico de todos que incluye el dispositivo y una suscripción trimestral, al más completo con el que puedes visitar a su equipo de desarrollo en Finlandia.

A fecha de hoy son más de 400 los patrocinadores que han contribuido al desarrollo de Solu y casi 150.000 los dólares del total de 300.000 que se han fijado como meta para sacarlo adelante.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?