Bolsas de sangre listas para transfusciones

Los servicios de donación de sangre suecos están llevando a cabo una curiosa iniciativa para animar a los ciudadanos a donar sangre: avisar a los donantes mediante un mensaje de texto cada vez que su sangre se emplea para salvar la vida de un paciente.

Las escasas reservas de sangre es un problema a nivel mundial. Cada vez nos estamos acostumbrando a ver campañas cada vez más insistentes y agresivas para concienciar a los ciudadanos de la necesidad de donar sangre, pero ahora en Suecia han ido un paso más allá, notificando a los donantes cada vez que su sangre llega a las venas de un receptor.

El uso de la tecnología para fomentar la donación de sangre

Hasta ahora era una práctica habitual que el servicio de donación agradeciera al donante su generosidad mediante un SMS, pero ahora, como se puede ver en tweet un poco más abajo, también le da las gracias y avisa inmediatamente de que su sangre ha sido utilizada y a qué donación exacta corresponde.

¡Gracias! La sangre que usted donó el 26 de mayo de 2015 ya está siendo utilizado para el beneficio de un paciente.

Obviamente, además de incitar a la población a donar su sangre y repetir experiencia, la campaña está dotando a los servicios de donación de una visibilidad en redes sociales y medios de comunicación tradicionales de la que jamás había gozado, con lo que se espera que las donaciones sufran un crecimiento casi exponencial.

Según una de las responsables de la campaña, Karolina Blom Wiberg, en declaraciones a The Independent, siempre están buscando nuevas fórmulas para expresar a los donantes su importancia y que uno debe sentirse muy bien consigo mismo sabiendo que ha podido ayudar a salvarle la vida a un paciente.

El programa comenzó a desarrollarse hace más de 3 años en Estocolmo, pero no ha sido hasta ahora que se ha podido implementar plenamente, así que se espera que se vean los primeros resultados positivos del mismo en breve.

Todavía no tenemos noticias de que se piense hacer algo parecido en nuestro país. Como casi siempre, los países nórdicos parecen llevarnos siglos de ventaja en este tipo de temas. En España hemos visto campañas de donación en las que se premia al donante con obsequios materiales de todo tipo, pero parece que el simple hecho de saber que uno ha ayudado a salvar la vida un semejante todavía no supone recompensa suficiente.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?