Perry el Ornitorrinco en misión espía

El problema del malware en Android es un tema recurrente en la actualidad. A finales del año pasado, por ejemplo, sus usuarios ponían el grito en el cielo tras descubrir una vulnerabilidad que permitía espiar a través de Skype para Android. Pero en realidad, aunque ciertas personas se las arreglen para infectar de virus sus smartphones y tabletas Android, puede que nos estemos volviendo todos algo alarmistas.

Un hackeo moderno y original

Aún así, de vez en cuando aparece algún malware digno de mención por su originalidad o característica única, como en este caso. El fabricante de software de seguridad AVG ha avisado en su blog de la aparición de un malware capaz de espiar al usuario cuando éste piensa que su dispositivo está apagado. El malware consigue imitar la pantalla de cierre del dispositivo sin apagar realmente el aparato de forma que el teléfono pueda seguir realizando llamadas, fotos y otras tareas sin que el usuario llegue a darse cuenta.

Este malware secuestra el cierre de proceso del smartphone, de forma que cuando el usuario apriete el botón de apagado para apagar su móvil, en realidad no lo esté haciendo. Después de pulsar el botón, aparece la animación habitual de apagado y, aunque la pantalla esté en negro, continúa encendido.

Para conseguir acceder a todas esas opciones del teléfono, el malware realiza unos procesos que le otorgan permisos root y ataca el system_server para intervenir durante el proceso de apagado. Una vez que lo consigue lanza la animación de apagado falso cuando se presiona el botón.

Una solución de AVG que no lo es tanto

AVG se vanagloria de haber detectado este fallo de seguridad y haber sido capaz de explicar el proceso de infección que sigue este original malware. En cambio, en vez de proporcionar una solución útil o el uso de su software, recomienda la más antigua de las costumbres que los más paranoicos llevan años llevando a cabo: retirar la batería. ¿Y qué pasa con los que tenemos un smartphone con batería no extraíble?

JD Hancock editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?