Últimos detalles de los nuevos iMac Retina y Mac Mini

La compañía de Cupertino anunció el pasado jueves la esperada revisión de su Mac Mini, así como un apetecible iMac de 27 pulgadas con pantalla retina de resolución 5K. Pero no ha sido hasta unos días después, cuando hemos podido conocer más detalles sobre estos artículos, algunos más esperanzadores que otros.

Una de las revisiones más ansiadas era, sin duda alguna, la del Mac Mini. No obstante, tras el anuncio llegan los detalles, y hay uno que conviene que sepáis si estáis pensando en haceros con un Mac Mini, porque puede que no os guste: la memoria RAM está soldada en la placa base. Así es, no es ningún secreto que Apple suele soldar algunos de los componentes en sus artículos de gamas más básicas. Este es el caso, y su consecuencia es simple, no podremos ampliar nuestros Mac Mini más allá de su compra.

Si queremos aprovechar nuestro ordenador el máximo tiempo posible, lo mejor será hacernos con los 16GB máximos que ofrece Apple, puesto que la ampliación no resulta demasiado asequible para estos dispositivos: 300 euros para el modelo básico y 200 euros en los más potentes, casi la mitad de su precio de venta.

Por el contrario, si le habéis echado el ojo al nuevo iMac con pantalla retina de resolución 5K, os alegrará saber que, por suerte, los nuevos iMac aún nos permiten ahorrar algo en actualizaciones de memoria RAM, pues los componentes no vienen soldados. En esta ocasión, al contrario que ocurre con el iMac más básico, que tiene gran parte de sus componentes soldados a la placa base, los nuevos iMac 5K no nos imponen este tipo de limitaciones.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?