Edificio derrumbado tras el terremoto en Nepal

La semana pasada, el medio RYOT News publicó un documental en realidad virtual dedicado a recaudar fondos para los supervivientes del terremoto del pasado 25 de abril en Nepal con el que pretende que el espectador vea de primera mano las consecuencias del desastre.

4 minutos de devastación en realidad virtual

Este cortometraje de cuatro minutos, narrado por Susan Sarandon, muestra primero imágenes de edificios derrumbándose a causa del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que azotó todo el país. A continuación, se muestran transiciones en VR que sumergen al espectador entre montañas de escombros y de devastación. Además, para poder llegar al máximo público posible, si no se dispone de gafas de realidad virtual, el vídeo permite cambiar el ángulo de la cámara y obtener una vista a 360 grados, suficientes para sentirse en el mismísimo desastre.

Documental The Nepal Quake Project

David Darg, del director y cofundador de RYOT News que viajó a Nepal tras el terremoto, habla de forma muy clara sobre su proyecto:

Como cineasta, siempre trato de que la gente entienda la magnitud de un desastre, pero mediante vídeo tradicional es difícil. Esta es la primera vez que la tecnología de la realidad virtual se aprovecha después de un terremoto para dar una experiencia totalmente inmersiva y ayudar a conectar con donantes potenciales de la manera más directa disponible.

Un equipo de rescate actuando tras el terremoto en NepalUn equipo de rescate actuando tras el terremoto en Nepal

Tras ver The Nepal Quake Project los espectadores entenderán lo que los supervivientes deben padecer cada día a través de sus propias experiencias. Supervivientes que han perdido familias, hogares y todos sus medios de subsistencia.

Pidiendo una ayuda que no llega

Las agencias de ayuda y las diferentes ONG implicadas afirman que la respuesta de la comunidad internacional al desastre se ha ralentizado estas últimas semanas a pesar de que al menos dos millones de personas necesitan urgentemente comida, agua, refugio y servicios de sanitarios adecuados.

De los 423 millones de dólares que pidieron las Naciones Unidas para ayudar al país tras el desastre, la semana pasada sólo habían llegado 113 según la supervisión de la ONU, apenas un 27% de los fondos necesarios. David Darg y su equipo pretenden aumentar esa cifra, aunque sea pidiendo ayuda a cada uno de nosotros ya que nuestros gobiernos no parecen realizar un trabajo eficaz.

Krish Dulal editada con licencia CC 4.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?