Un estudio revela seis tipos de asesinos que usan Facebook

Un grupo de investigadores de la Universidad de Birmingham han realizado un estudio sobre cómo las redes sociales pueden afectar al comportamiento criminal. Como consecuencia han determinado que existen seis tipos de asesinos que usan Facebook para cometer delitos.

La Dra. Elizabeth Yardley y el Prof David Wilson, del centro de criminología aplicada de la citada universidad, identificaron 48 casos de asesinato en el que Facebook había sido un factor determinante.

Los grupos que han encontrado son: reactor, informante, antagonista, fantasioso, depredador e impostor. 

Reactor

Este es el caso más sencillo y que, a diferentes niveles, hemos conocido de manera cercana. Se trata de una persona que ve algo en Facebook que le enfurece y reacciona con violencia hasta llegar a poder ser letal.

Un ejemplo es Wayne Forrester, un conductor de vehículos pesados que mató a su esposa Emma en 2008 después de leer sus mensajes de Facebook en los que ella afirmaba que se habían separado y que quería conocer a otros hombres. 

Informante

Es el que informa a sus amigos en Facebook que alguien matará a alguien, que él es el autor de un crimen o ambas cosas. 

El ejemplo es LaShanda Armstrong, que pidió perdón en su perfil de Facebook como nota de despedida antes de lanzar su coche al río Hudson y matar con ella a sus tres hijos.

Antagonista

Un antagonista participa en intercambios hostiles en Facebook que se convertirán en encuentros cara a cara, con un final violento escalable a mortal.

Fantasioso

La línea entre fantasía y realidad se vuelve borrosa y el asesinato puede ser una forma de mantener la fantasía o prevenir que otros descubran el engaño.

Depredador

Crea y mantiene un perfil falso para atraer a una víctima y reunirse con ella en la realidad. Es una manera de captar a la víctima.

Impostor

Manda mensajes en nombre de otra persona. Esta suplantación podría ser la del perfil de la víctima, con el fin de crear la ilusión de que todavía está viva.

Conclusiones

Las edades de las víctimas y los perpetradores se reveló relativamente baja, las mujeres estaban representadas sobretodo como víctimas, hay una proporción relativamente alta de suicidios y aquellos involucrados en asesinatos no pertenecen a grupos considerados como marginados

Con toda esta información, los medios de comunicación social no son culpables de los crímenes. Yardley declaró que no había nada inherentemente malo en las redes sociales y recuerda que Facebook no es más culpable de estos homicidios que el cuchillo usado en el apuñalamiento, la responsabilidad es de las personas que usan estas herramientas.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?