Habitación de hotel

El mes de julio está a la vuelta de la esquina, para muchos es sinónimo de vacaciones, y habrá afortunados que puedan permitirse marchar lejos y poner tierra de por medio con la rutina. Si eres uno de ellos pero todavía no has planificado tu viaje estival, quizá te interese Villa Stephanie, el hotel donde desconectar. Pero desconectar literalmente.

Habitaciones con efecto jaula de Faraday

Este balneario de lujo cuenta con un servicio que lo diferencia de la gran mayoría de hoteles y demás instalaciones hosteleras: el bloqueo de la señal de Internet. Mientras los demás establecimientos convierten la potencia de la señal y la capacidad de sus redes Wi-Fi en un servicio más para atraer el cliente, éste trabaja en todo lo contrario, en impedir que la tengas.

Para ello cuenta en cada una de sus habitaciones con un interruptor capaz de bloquear la señal y que activa las rejillas de cobre instaladas en las paredes de las habitaciones. Su funcionamiento viene a ser similar al del efecto conseguido por la llamada jaula de Faraday, que anula la influencia de un campo electromagnético. Es decir, adiós a la cobertura de tu móvil.

96% de señales Wi-Fi bloqueadas

En el hotel se afirma que es hasta este porcentaje el que puede ser bloqueado, por lo que si buscas unas vacaciones totalmente alejado de todo tienes bastantes posibilidades de éxito. Aproximadamente, según fuentes del hotel, la mitad de los huéspedes hacen uso de este servicio.

Aunque sin llegar tan lejos, con interruptores capaces de activar sistemas de bloqueo de señal, en los últimos tiempos se han popularizado los alojamientos que ofrecen esta especie de desintoxicación móvil vacacional. Algunos, de hecho, ofrecen un servicio de custodia de dispositivos para el tiempo que dure la estancia.

Villa Stephanie se encuentra situado en Alemania, concretamente en la ciudad de Baden-Baden, junto a la Selva Negra. Sus instalaciones, que datan del siglo XIX y fueron pensadas para alojar a la nobleza de la época, cubren un área de 5.000 metros cuadrados y cuenta con spa, piscina, gimnasio privado y bonitos jardines, todo ello en un entorno natural muy adecuado para desconectar de la rutina.

Ofrece programas para revitalizar mente y cuerpo enfocados a la pérdida de peso, a las actividades deportivas, a la relajación... que debe ser más fácil conseguir alejándonos de uno de los instrumentos tecnológicos que indudablemente más nos ha esclavizado.

También te puede interesar: La corbata que convierte a tu padre en un punto de acceso Wi-Fi

Pero quizá no necesites marchar a Baden-Baden

Pero quizá Baden-Baden quede muy lejos... y además parece que no es un hotel al alcance de todos los bolsillos. Es más, es fácil que tú que lees esto seas uno de los afortunados que tiene un pueblo donde huir en vacaciones y al que no llega la señal en condiciones, por lo que no necesitas rejillas de cobre que bloqueen la señal.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?