Vinton Cerf dando una conferencia

Lo digital no es eterno, no es perfecto y tampoco es eficiente. Estas palabras llaman la atención hoy en día, pero son el resumen de la conferencia de Vinton Cerf en La Salle en Barcelona en el momento en que lo nombraban Doctor Honoris Causa. El vicepresidente de Google ha asegurado así que pese a todas las posibilidades que brinda Internet y lo digital, está abocado a la obsolescencia si no lo impedimos. Se queja de no poder abrir una presentación que creó en 1997 ya que el mismo programa ya no reconoce el tipo de archivo que sí ejecutaba hace veinte años.

Cerf, tal y como se recoge en Wired, afirma que ha archivado mucha de la historia de Internet en su correo electrónico, una bandeja que alberga contenido desde antes de que nacieran la mayoría de usuarios que utilizan hoy Internet. El problema nace cuando estos archivos, pura cronología de un medio que ayudó a crear como es Internet, no se pueden abrir en 2016 con los programas que existen a tal efecto. Pide Cerf nuevas medidas que imposibiliten la pérdida de información, ya sean movimientos legales o normas regulatorias. Esta información digital debería durar mucho más y asegura que la información debería poder ser interpretada dentro de diez años, algo que no ocurre hoy.

Internet hace 11 años, probablemente esos archivos no sean ya compatibles hoyInternet hace 11 años, probablemente esos archivos no sean ya compatibles hoy / [Victor Manuel] editada con licencia CC 2.0

La nube, el copyright y las patentes

Como parte de la historia de Internet, Cerf se muestra inquieto ante lo que pueda pasar dentro de varios lustros. Ejemplifica sus argumentos en las empresas que ofrecen guardar información en la nube. Estas compañías no están interconectadas entre sí, por lo que la posibilidad de recuperar esos datos es mínima cuando pase un tiempo prudencial. Ha recordado que recuperar (volver a leer, por ejemplo) un dato almacenado desde hace años tiene un coste económico directamente proporcional al tiempo que ha estado guardado. Es por ello que las propias empresas no tienen la misma visión que Vinton Cerf. No obstante, también ha querido retratar una nueva realidad que quizá ayuda de manera tangencial a la duración de la información en Internet: Los campos tecnológicos que actualmente tienen más potencial a nivel mundial como la Inteligencia Artificial, la investigación química y biológica y la sanidad. Cerf aprovechó la charla en Barcelona para comparar varios medios de transmisión de información, hablando de la corta vida de lo digital frente a los libros, que  pasan de generación en generación y siempre pueden ser leídos en cualquier momento, también copiados. 

Vinton Cerf, el pionero

Quizá no se le conozca tanto como a Tim Berners-Lee, pero lo que no cabe duda es que es anterior a él en sus investigaciones. Con 20 años, en los sesenta, trabajó en el motor que sirvió de propulsor del cohete Saturn V que viajó a la luna y ya en plenos setenta comenzó a trabajar con Robert Kahn (el otro gran protagonista de la Historia de Internet) en el desarrollo de los protocolos de la futura red militar financiada por la agencia gubernamental DARPA. Esta red de redes conectaría los departamentos de defensa de los Estados Unidos. Desde la Universidad de California y más tarde desde la de Stanford trabajaron juntos hasta presentar el proyecto en 1972.

Posteriormente, ya en DARPA desarrolló transmisiones por radio y por satélites y fue el responsable del proyecto Internet y del programa de seguridad en la red. También tenemos que atribuirle el correo electrónico, pues a principios de los ochenta diseñó el MCI MAIL, el primer servicio comercial de email de se conectaría a Internet. Posteriormente, y mucho antes de unirse a Google como su vicepresidente, también fue uno de los fundadores de la Internet Society y su primer presidente. Sin duda uno de los padres de todo Internet.

Este canal de transmisión de información tiene poca o ninguna obsolescenciaEste canal de transmisión de información tiene poca o ninguna obsolescencia

La web perpetua: Wayback Machine

En la misma dirección que Vinton Cerf se encuentra The Internet Archive, una página web que ofrece la historia del medio en diversos formatos y canales. Podemos jugar a videojuegos en MS-DOS como Stunts o Prince of Persia además de leer textos y escuchar audios. Wayback Machine es el motor de búsqueda de esta organización sin ánimo de lucro que tanto bien está haciendo en la comunidad. De esta manera podemos acceder a páginas web de hace veinte años, tal y como se veían entonces. No es un buscador perfecto, pues no tenemos una libertad total a la hora de indagar, pero la cantidad de sites es una buena muestra de cómo era Internet cuando todavía jugábamos a los Playmobil. Pese a que ha tenido problemas de censura provenientes de algunos países como China, The Internet Archive es una loable manera de recordar qué es Internet y ofrece software y aplicaciones que no son ya compatibles con nuestros modernos equipos en forma de emuladores que podamos utilizar en el mismo navegador. Es un museo que se sostiene con el dinero de los voluntarios, así que uno se puede hacer una idea de lo frágil de este tipo de iniciativas (como Wikipedia) a la hora de combatir con las empresas que están más interesadas en renovar productos y servicios constantemente.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?